Bibulu es una de estas plataformas y me ha llamado la atención porque busca ayudar a aquellas personas que tienen mascotas y que necesitan a alguien que se haga cargo de ellas cuándo por ejemplo tienen que ir de viaje.  Se trata de una alternativa a las residencias, que pueden ser muy caras y que además no están disponibles en todas las ciudades. Aunque se pueden hacer cargo de otros animales, su especialidad son los perros, que son las mascotas que más a menudo necesitan de estos servicios.

El dueño del animal queda con la tranquilidad de que su perro no estará en una jaula, sino con una persona o una familia a la que le gustan los animales y que va a tratarlo como si fuera su propia mascota, de modo que se sienta a gusto y no sienta tanto la ausencia de su auténtica familia humana.

¿Qué garantiza Bibulu?

Es conveniente resaltar que Bibulu ofrece canguros para mascotas, no cuidadores profesionales. Aunque algunas de las personas que se anotan en la plataforma pueden ser adiestradores titulados o tener algún título relacionado con el cuidado de los animales, no es necesario nada de eso para ser canguro.

Lo bueno de escoger a una persona a través de la plataforma es que podemos leer las referencias de otros clientes que lo han contratado antes. De este modo sabremos si se trata de alguien que cumple con lo pactado, si los animales quedan contentos con esa persona y tener en definitiva una cierta garantía. Incluso si es un canguro novato, tendremos el respaldo de que Bibulu tiene sus datos y que es alguien que no va a desaparecer así como así, sino que está debidamente registrado y controlado. Pero no solo eso, sino que cada aspirante a ser cuidador, deberá de superar una entrevista personal y ser considerado apto por la empresa.

Para el canguro, está también la garantía de saber que cobrará por su trabajo y no desaparecerán sin dejar rastro ya que los pagos se hacen a través de la plataforma. A mayores, Bibulu ofrece una cobertura veterinaria gratuita para el animal durante el tiempo que dure el hospedaje.