La antigua biblioteca se construyó entre 1723 y 1726 como un ala adicional del Palacio Imperial de Hofburg, que era la residencia de la familia real, especialmente en la época de los Habsburgo. Este edificio de estilo barroco fue diseñado por Johann Bernhard Fischer von Erlach y construido por hijo, Joseph Emanuel Fischer von Erlach. Fue el emperador Carlos VI quien ordenó su construcción.

Cuando el Imperio finalizó, en el año 1920, pasó a llamarse Biblioteca Nacional de Austria. De esa forma, se separaba de aquella que fue propiedad únicamente de la realeza para pasar a pertenecer a todo el pueblo del país.

Entrada por donde se accede a la Biblioteca Nacional

Además de ser la biblioteca más grande de Austria, es un centro orientado al servicio público. No solamente alberga millones de documentos sino también varios museos de gran importancia:

  • El Museo del Papiro: desde antiguos papiros hasta libros que se escribieron dos mil años antes de Cristo, este museo exhibe cerca de 200 objeto, aunque la colección en realidad es mucho más grande.
  • El Museo del Globo: si eres amante de la geografía y los globos terráqueos, amarás este sitio. Alberga casi 600 objetos, principalmente esquemas planetarios, globos celestes, globos solares y globos terrestres.
  • El Museo del Esperanto: en este lugar se muestra la historia del idioma Esperanto, una lengua creada deliberadamente por el hombre pero que nunca prosperó. El museo es moderno, tiene exhibiciones multimedia y también dedica un espacio a otras lenguas creadas –y fantasiosas- como el Klingon, de Star Trek.

La sala principal de la biblioteca se llama Sala Imperial o Sala Barroca. Se trata de una suntuosa instancia de unos 70 metros de largo. En ella se encuentran más de 200.000 libros impresos entre los años 1500 y 1850, colocados en hermosos estantes de madera. En este salón, además de libros, también hay estatuas de mármol, pinturas y frescos en el techo, especialmente uno de 30 metros que representa la apoteosis de Carlos VI, con una alegoría sobre la construcción del edificio.

Interior de la Biblioteca Nacional de Viena, repleta de libros y documentos históricos

La colección de la biblioteca recoge la riqueza acumulada durante la dinastía Habsburgo, además de alrededor de 35.000 libros escritos en y sobre el Esperanto y otras lenguas artificiales, incontables papiros y valiosas joyas como la Biblia de Gutenberg. También se encuentran entre sus piezas más importantes unos 15.000 volúmenes del príncipe Eugenio de Saboya y otros libros que fueron parte de bibliotecas monásticas, cerradas durante las reformas religiosas de José II de Habsburgo.

Dirección

Josefsplatz, 1.

Entradas

Para entrar a esta maravillosa biblioteca hay que abonar 7 euros para la compra de las entradas. Los estudiantes y portadores de la Vienna Card pagan 4,50 euros.

Horarios

La biblioteca abre todos los días del año de 9 a 21 horas. Permanece cerrada todos los 24 y 31 de diciembre, el Viernes Santo y el Sábado Santo, así como en todos los feriados.