Si queremos ahorrar en nuestras vacaciones, podemos volar a Milán aterrizando o saliendo desde el aeropuerto de Bérgamo y de esta forma aprovecharnos de las ofertas de las compañías aéreas de ‘low cost’. Como está comunicada mediante autobús con Milán, podremos desplazarnos de forma cómoda y económica para conocer esta ciudad llena de encanto. Y es que Bérgamo es una población amurallada donde encontrar en sus calles una variada arquitectura con estilos renacentistas, barrocos e incluso medievales. Es cierto que no se encuentra entre las ciudades más turísticas de Italia pero se trata de un lugar que merece la pena visitar.

Te recomendamos perderte por sus callejuelas empedradas y repletas de bares, restaurantes y tiendas. Pero también cuenta con importantes atractivos que poder visitar al aire libre y que están repartidos entre dos zonas bien diferenciadas: la zona alta y la parte baja de Bérgamo. Ambas están conectadas mediante un funicular, que especialmente si viajas con los más pequeños de la casa, te recomendamos que lo cojas ya que les gustará montar en este curioso medio de transporte.

  • Basílica de Santa María Maggiore. El primer monumento que todos los turistas visitan en su viaje a Bérgamo es el hermoso templo religioso de Santa María Maggiore. Se levantó en el siglo XII después de que la ciudad sufriera un brote de peste; por ello, los habitantes prometieron hacer una ofrenda a la Virgen María con la construcción de esta basílica. Os recomendamos que además de visitarlo por dentro, os detengáis en los detalles del exterior rodeándolo para poder admirar los elementos arquitectónicos del mismo.

Basílica de Santa María Maggiore de Bérgamo

  • Catedral. Pero no sólo la basílica de Santa María es la construcción religiosa más importante de Bérgamo, sino que cobra la misma importancia el Duomo de la ciudad. La Catedral está junto al Palacio de la Razón, uno de los más hermosos de Bérgamo, y el blanco es el color protagonista en su sencilla fachada de estilo clásico. En su interior podréis observar alguna de las obras de arte más destacadas del patrimonio de la población.
  • Plaza Vieja. En pleno corazón de Bérgamo y en uno de los barrios más antiguos de la población se encuentra la céntrica y animada Plaza Vieja. Si ‘todos los caminos llevan a Roma’, se puede decir que ‘todas las calles de Bérgamo te llevan a la Plaza Vieja de la ciudad’. Es considerado el centro de reunión de habitantes y turistas que quieren disfrutar al aire libre de uno de los núcleos más animados de la localidad. Aquí podremos visitar alguno de los principales edificios que dan vida al patrimonio histórico de Bérgamo como el Palacio della Ragione, el Palacio de la Podesta, el Palacio del Comune o la Torre Cívica.

Plaza Vieja

  • Torre Cívica. Y precisamente ésta es una de las construcciones más destacadas de Bérgamo donde cada noche a las 22 horas podemos escuchar como resuenan hasta 100 veces sus campanas. Esta tradición cuenta con varios siglos de historia ya que antiguamente replicaban para anunciar que se iban a cerrar las puertas de la ciudad. Aunque a lo largo de la historia ha servido como sede del Gobierno e incluso de prisión, hoy en día resulta uno de los mejores miradores que podemos encontrar en la ciudad ya que desde lo alto de la Torre Cívica se tienen unas vistas impresionantes de todo Bérgamo.