Vamos a repasar todas las ventajas para nuestra salud de consumir vino tinto con frecuencia, incluso en cada comida, pues un vaso de esta bebida resulta muy recomendable, excepto en aquellos a los que el médico le haya prohibido las bebidas alcohólicas por algún problema de salud. Seguramente muchas de las siguientes propiedades del vino son nuevas para ti y te sorprenderá hasta qué punto puede resultar tan beneficioso para nuestro organismo.

  • Es anticoagulante: el vino tiene una acción en la sangre que evita la formación de coágulos, por lo que no solamente mejora la circulación ayudando al cerebro y al corazón a estar mejor, sino que también disminuye la inflamacione, las varices, los problemas de embolias y todo padecimiento relacionado con una mala circulación sanguínea.
  • Ayuda a mantener la figura: según los expertos el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el vino ayuda a impedir la formación de células de grasa y a poner en movimiento las que ya están almacenadas en el cuerpo, esto por supuesto en una ingesta moderada de vino, porque en exceso provoca el efecto contrario haciéndonos engordar.
  • Da actividad y placer el cerebro: hay alimentos que dan placer al cerebro y el vino es uno de ellos, porque mejora la función cognitiva de este activándolo y manteniéndolo joven para evitar problemas de Alzheimer, demencia, o enfermedades degenerativas. Así mismo, el degustar vino libera endorfinas que nos dan una sensación de felicidad y placer.
  • Es bueno para mantener regulada la presión arterial: una copa de vino tinto al día se recomienda para mantener buena salud, esto porque ayuda a bajar la presión de forma natural. Pero ojo, por otro lado el consumo sin moderación del vino provoca un efecto contrario, ya que la hipertensión arterial es una de las consecuencias del abuso de esta bebida.
  • Nos ayuda a comer mejor: ¿imaginas comer una rebanada de pizza con vino o un plato de papas fritas?, en definitiva no van bien, por lo que consumir esta bebida invita a acompañarla con alimentos que le combinan como una picada de quesos, una carne magra, frutas y verduras de acompañamiento como las peras y los higos.

Todo lo anterior son por supuesto beneficios de no excedernos en el consumo de vino, ya sea tinto, blando o rosado, pues el alcohol puede generar enfermedades graves que deben evitarse entre las cuales, el alcoholismo es la más peligrosa de todas pues torna los beneficios de esta bebida en dañinos efectos a la salud. Tomar vino con moderación y disfrutando de todos sus beneficios y las propiedades tan interesantes que nos aporta es la mejor manera de degustar esta bebida mágica e ideal para el cuidado del corazón y de nuestra salud en general.