Vamos a repasar los principales beneficios que el membrillo puede ofrecerte al incluirlo en tu dieta, de modo que puedas valorar consumirlo de una forma más habitual, como una fruta que combina muy bien para diferentes recetas y sobre todo como un elemento saludable, especialmente para nuestro sistema digestivo. También veremos cómo puedes combinar mejor este ingrediente con otros alimentos.

  • Es bueno para la digestión: El membrillo contiene una cantidad elevada de fibra, misma que lo hace bueno para la digestión, pero no sólo eso ya que el membrillo contiene también taninos los cuales funcionan como antiinflamatorios para el intestino. Para una mejor digestión es recomendable comer un poco membrillo después de cada alimento ya que además este fruto limpia los intestinos a fin de evitar problemas de infección que pueden causar diarrea o trastornos del tránsito estomacal e intestinal.
  • Alivia la acidez: El membrillo tiene aportaciones de salud para la digestión, de hecho la pectina que contiene ayuda a combatir problemas de acidez en el estómago o cualquier tipo de afección de estas características como las úlceras, el estreñimiento crónico o la gastritis. Además el membrillo estimula como ya dijimos la digestión sana y gracias a él podemos evitar problemas de estreñimiento que puede ser tan incómodos y molestos y derivar en más afecciones como gases, hinchazón y retención de nutrientes.
  • Ayuda a combatir la gripe: El membrillo contiene una elevada cantidad de vitamina C, misma que es popular por combatir la gripe estacional y los resfriados, así mismo este tipo de vitamina ayuda a regenerar la piel y no sólo eso; el membrillo contiene además vitamina A, E y del grupo B, mismas que nos ayudan a las funciones cerebrales combatiendo el envejecimiento y aportando una piel y cabellos sanos todo gracias al consumo de membrillo.

Cómo comer más membrillo

El membrillo puede ser un poco ácido para su consumo y es preferible comerlo una vez que esté bien maduro para así evitar que este fruto este demasiado duro al degustarlo. Si gustamos de los alimentos ácidos el membrillo picado o rebanado cubierto con limón y chile es un rico snack para la tarde. Pero si en cambio gustamos más de alimentos dulces, el membrillo con queso ricota y miel resulta en un excelente y nutritivo alimento para media mañana o media tarde.

Aunque es necesario detallar que el membrillo tiene una elevada cantidad de azúcares, más aún si se consume en forma de dulce por lo que las personas con dietas controladas en azúcar y glucosa no deben excederse en el consumo de esta fruta que insistimos, no se debe consumir demasiado tipo dulce.