Aunque no pareciera más que una planta de agradable aroma, la lavanda puede ayudarnos a reducir un fuerte dolor de cabeza o ayudarnos a dormir mejor, incluso puedes usarlo como especia en tu receta favorita. Hay muchos tipos de remedios caseros en los que puedes usar la lavanda y obtener buenos resultados y puede ayudar al mejoramiento de sistemas como el nervioso y digestivo. Vamos a analizar, por tanto, los beneficios de la lavanda para el cuidado de la salud, todos sus usos medicinales que podemos comenzar a poner en práctica para ver los resultados que nos aporta.

Usos medicinales de la lavanda

Si queremos mantener nuestro cabello en el mejor estado podemos usar el aceite de lavanda para eliminar la molesta caspa y además nos ayudaría a eliminar la caída excesiva del cabello, para esto debes mezclar 15 gotas de aceite de lavanda con dos cucharadas de aceite de oliva y almendra, calienta durante unos 10 segundos en microondas y aplícalo cuando tengas el cabello mojado. La mayoría de remedios caseros son de uso externo y se hacen especialmente con el aceite esencial de lavanda.

Esta planta contiene propiedades antiespasmódicas y sedantes que pueden ayudarnos contra el insomnio. Cuando se usa como bebida medicinal podemos tratar males como la bronquitis o resfriados comunes ya que nos ayuda a eliminar muchas bacterias y virus dañinos. Gracias a sus propiedades tranquilizadoras puede tratar casos de nerviosismos estomacales o la ansiedad así como también la hipertensión. A nivel digestivo puede ayudarnos a estimular la digestión para evitar los incomodos dolores de estómago.

Cuando se usa de forma externa podemos tratar diferentes tipos de dolores como lumbares, cabeza o pies así como también tratar lesiones en la piel como quemaduras o picaduras de insectos. También se pueden hacer lavados para eliminar bacterias dañinas que pueden producirnos infecciones vaginales como el molesto flujo vaginal. Si quisiéramos por ejemplo calmar un dolor de cabeza podríamos mezclar dos cucharaditas de aceite de lavanda y dos de eucalipto en una cucharada de aceite de oliva y esta mezcla aplicarla en la planta de los pies, con esto lograremos disminuir la temperatura del cuerpo.