Vamos a repasar los principales beneficios y propiedades que podemos encontrar a la jícama, esta planta medicinal que tantas aplicaciones para tratamientos naturales nos puede ofrecer:

  • Es perfecta para matar el hambre: Como es un alimento firme, con abundante fibra y agua, la jícama es ideal para comer entre comidas porque contiene muy pocas calorías (100 gramos aportan apenas 38), y se puede consumir de forma variada: sola, con chile y limón, así como con dips bajos en calorías. Excelente también para complementar la dieta.
  • Evita las enfermedades estomacales y el estreñimiento: Como sabemos, los alimentos altos en fibra favorecen una correcta digestión por lo que evitamos al comerlos problemas de estreñimiento. Pero además la jícama es segura para quienes padecen de colon irritable o son propensos a las enfermedades del estómago ya que mantienen la salud estomacal.
  • Para mitigar el calor: La jícama por tener un alto contenido de agua se puede consumir helada y se recomienda para mitigar el calor de una forma saludable para el organismo, sin la alta cantidad de azúcar que puede tener por ejemplo una sandía. Es recomendable para este fin en pacientes de diabetes.
  • Es una fuente de potasio: Si el sabor de la banana ya te ha cansado, dale una oportunidad a la jícama porque 100 gramos contienen 150 miligramos de potasio, por lo que constituye la mitad de nuestro requerimiento diario.

Cómo comer jícama

Los latinoamericanos estamos acostumbrados a los beneficios de este tubérculo porque se come regularmente como botana acompañada con limón y sal, con chile o solo como algo para picar. Pero la jícama tiene muchos más usos además de estos como por ejemplo en:

  • Ensaladas: adiciona julianas de jícama a ensaladas verdes.
  • Salteados tipo oriental: rebanadas de jícama pueden sustituir a los nabos.
  • Jugos frutales: por su contenido de agua podemos usarla como componente en jugos verdes o frutales.
  • Caldos y sopas: puede ser un componente de caldos y sopas pues no tiene un sabor que cambie el gusto.
  • Arroz: el arroz blanco o integral puede ser difícil de digerir en el organismo, por lo que adicionar jícama procesada le aporta fibra.

Como ves es mucho lo que la jícama tiene para aportar a tu salud, anímate y pruébala para adicionar y enriquecer tu dieta diaria.