El tener un intestino limpio y en perfecto tránsito es por eso una prioridad que quizá estamos descuidando ya que de vez en cuando es necesario realizar procedimientos como desparasitar, détox o enemas que muchos no llevamos a cabo o que ni siquiera conocemos.

En este artículo te vamos a mostrar los principales beneficios que puedes obtener por cuidarte y tener así un intestino limpio, todos los problemas que de salud que suelen afectar a este órgano fundamental para nuestro bienestar y qué podemos hacer para cuidarlo mejor.

Antes de ver los beneficios consideremos cuáles con los problemas que pueden existir en nuestra digestión y que debemos evitar o curar:

  • Indigestión
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Digestión pesada
  • Acides estomacal
  • Agruras
  • Nauseas

Lo primero por hacer entonces es reducir los síntomas por medio de acciones que conocemos, siempre y cuando se traten de síntomas controlados y que no sean fuera de lo común. Una alimentación abundante en frutas y verduras, una dieta baja en grasas y alimentos altos en sal y azúcares, así como evitar los alimentos que sabemos nos hacen mal como puede pasar con los lácteos, el café o el picante es lo más indicado para prevenir los problemas en el tracto digestivo.

Así mismo para un intestino y tracto más limpio es importante tomar mucha agua así como jugos de frutas naturales y evitar las bebidas que nos deshidraten como las que contienen cafeína o las que contienen mucha azúcar. Prefiere infusiones que además te permitirán limpiar y hacer una mejor digestión como es el caso de la manzanilla, o el jengibre el anís verde, ya que auxilian a que el estómago funcione de mejor manera.

También puedes iniciar un régimen détox, consumiendo solamente alimentos que estén destinados a eliminar lo más pesado en nuestro estómago por medio de alimentos frescos, jugos verdes y recetas ligeras que depuran el organismo.

Finalmente, un intestino limpio tiene la ventaja de tener una digestión sin problemas de inflamación, de pesadez, de sobre absorción de los alimentos, así como retención de líquidos y kilos de más resultantes de todo esto. Un tracto digestivo limpio nos da el beneficio de que se verá en nuestra piel, en nuestras energías así como en la salud en general.