Aunque generalmente el huevo se suele asociar al colesterol y se recomienda no consumirlo diariamente, para un consumo moderado es posible encontrar diferentes beneficios que puede aportarnos. Así que pasamos a describirte todos los aportes positivos para nuestra salud que nos ofrece el huevo como elemento de nuestra dieta, al menos en dos o tres ocasiones por semana. Estas son algunas de las principales propiedades nutricionales del huevo, las más interesantes que podemos destacar de este alimento para cuidar nuestro bienestar:

  • Aporte proteína para el día: Algunos alimentos contienen una cantidad de proteína elevada, y el huevo es uno de ellos por lo que es una adición excelente a ensaladas, al desayuno y a los refrigerios de media tarde porque nos da energía para consumirla durante el día.
  • Previene la osteoporosis: El huevo contiene una cantidad de calcio elevada, una pieza de 100 gramos tiene 7 gramos de calcio, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis de manera además saludable, ya que esta misma pieza contiene solamente 52 calorías si lo cocinamos hervido o escalfado.
  • Es bueno para la futura mamá: El huevo contiene colina, que es un nutriente que ayuda al correcto crecimiento y desarrollo del feto dentro de la madre, misma razón por la cual podemos decir que es importante adicionar uno o dos huevos a la semana en la dieta de la mujer embarazada.
  • Beneficia la salud visual: El huevo además contiene luteína y zeaxantina, que es otro nutriente que ayuda a mantenernos con excelente salud visual porque su consumo ayuda a prevenir los daños que con la edad se van presentando en los ojos, o la degeneración visual producto de los años.
  • No eleva los niveles de colesterol: Un huevo de 100 gramos contiene solamente 373 miligramos de colesterol, información que desmiente el concepto que se tenía del huevo como un alimento alto en colesterol que puede causar problemas graves en las arterías y el corazón. Pero claro está, esto considerando que no cocinemos los huevos en aceite, en mantequilla o cualquier otro tipo de grasa saturada, ya que son estas las que en realidad sí elevan los niveles de colesterol malo en la sangre.

Una excelente opción para comer sano es el huevo, y aunque no es recomendable consumirlo a diario, sí es bueno comerlo regularmente para gozar de sus beneficios, no dudemos en hacerlo y mejoremos nuestra salud comiendo ricos platos preparados con huevo como quichés, omelettes, tartaletas de huevo y natillas.

Sin duda, puedes disfrutar de diferentes modos de este ingrediente tan recomendado, siempre que se haga de un modo moderado. Resulta increíble la cantidad de recetas que utilizan el huevo como elemento estrella que aporta al plato la textura deseada. No dudes en comer este ingrediente dos o tres veces por semana para obtener todos estos beneficios que te hemos explicado.

Y si no toleras este ingrediente, recuerda que para preparar tus platos puedes encontrar varios sustitutos del huevo para disfrutar así de los platos que tradicionalmente se elaboran con este ingrediente, pero por circunstancias de salud o incluso por la dieta que siguen algunos, como por ejemplo los vegetarianos, deben buscar alternativas para su preparación.