Google Fit es una plataforma de medición de la salud desarrollada por la empresa de Mountain View y que funciona en sistemas operativos Android. Esta aplicación utiliza sensores incorporados en los smartphones o dispositivos que permiten registrar la actividad, que graban todos los ejercicios del usuario, tales como caminar o andar en bicicleta. Estos registros son comparados con los objetivos de la persona para saber si los alcanza o no, brindado una mirada comprensiva sobre su actividad física.

Desde “cardio” hasta el entrenamiento de fuerza, caminatas, paseos, salidas a correr, todo quedará registrado en tu móvil gracias a Google Fit. De esta forma, la app rastreará las distancias recorridas por el usuario, el ritmo, la ruta hecha, la elevación del terreno y muchas otras cosas. Todos los ejercicios serán seguidos en tiempo real.

Con estos cambios, las tecnologías “wearables” (usables) y Google Fit tendrán una integración más completa. Por ejemplo, si tienes un smartwatch de Android (es decir, un dispositivo Android Wear), podrás registrar cada movimiento, aún en un entrenamiento basado en la fuerza y la resistencia. Cada movimiento será añadido a la rutina diaria del usuario, de modo que ningún esfuerzo realizado se escapará de los registros de Google Fit.

Por otra parte, la aplicación mostrará consejos sobre cómo mejorar la nutrición del usuario y obtener una buena calidad de sueño. Para ello, se combinará con otras apps focalizadas en salud, como MyFitnessPal, LoseIt, Lifesum, Fatsecret, Sleep as Android, Xiaomi Mi Band, Sony SmartBand 2 y Basis Peak. Estas nuevas integraciones proveerán una mejor perspectiva de tu salud y tu actividad física.

Además de los cambios indicados, gracias a su renovación, Google Fit le permitirá al usuario ver el reporte general de todos sus entrenamientos, de su alimentación y de su salud, permitiéndole evaluar los resultados y tomar mejores decisiones con respecto al cuidado de su cuerpo. Por ejemplo, al ver el total de sus ejercicios, la persona podrá decidir si es mejor empezar a utilizar las escaleras en lugar del elevador o comer alimentos más saludables por encima de aquellos con mayor cantidad de grasas y azúcares.

Gracias a esta app (y otras similares), los móviles se han convertido en poderosos rastreadores de la actividad física. Lo que intenta Google con esta actualización es competir con el servicio similar que ofrece Apple, su eterno rival, y también Samsung, otra empresa de dispositivos que está ganando cada vez más terreno en el mercado.

Esta aplicación de Google es muy útil sobre todo cuando el día está terminando y el usuario desea verificar su nivel de actividad. Es un excelente indicador para saber si se vive una vida demasiado sedentaria, si el ejercicio es suficiente o si se está ejercitando de más. Gracias a estas mejoras de la app, no hay excusas para quedarse sentado.