Previene la depresión

Cuando hacemos ejercicio físico, tendemos a expulsar toxinas y por lo tanto esto nos provoca una sensación de bienestar. Correr diariamente hace que nos sintamos llenos de energía.

Según algunos estudios desarrollados por expertos en el área, donde se usaron ratones para analizar el efecto que tiene el correr sobre el organismo , aquellos animales que corrieron unos 2 km en su rueda, durante toda una semana, habían incrementado la expresión de un gen que posee un efecto antidepresivo. El nombre del gen es VGF, hubo una diferencia significativa con aquellos ratones que no fueron puestos a correr.  

Correr no solo nos permite liberar toxinas y crear endorfina, sino que además hace que nuestro cuerpo produzca algunos neurotransmisores los cuales producen una sensación de bienestar a nivel general. La serotonina y la norepinefrina son algunas de las sustancias que nuestro cerebro segrega cuando corremos, lo que influye de manera positiva sobre nuestro estado de ánimo.

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Basta con tan solo correr unos 10 o 15 minutos para prevenir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Un grupo de expertos realizó un estudio sobre los Estados Unidos, tomando como muestra 60 mil personas de edad adulta, que iban desde los 20 a los 85 años, una 15% de este grupo eran corredores, mientras que el resto no lo era.

Los resultados del estudio arrojaron que al cabo de algunos años, el grupo de corredores experimento un 50% menos de posibilidades de padecer un infarto, o algunas enfermedades cardiovasculares. Por otra parte también tuvieron 40% menos tasa de mortalidad por cualquier otra enfermedad. Lo mejor del estudio es que quienes corrieron durante más tiempo en el estudio, casi unas 5 horas semanales, tuvieron los mismos resultados y beneficios, que aquellos que corrieron durante solo uno 5 o 15 minutos por día.

Evita la artritis

Mucho se ha especulado acerca de  la artritis y el impacto que puede causar el correr sobre nuestras articulaciones, y sobre si esto es malo, pero lo cierto es que no hay nada comprobado que demuestre que esto puede ser malo para las articulaciones. Por el contrario reduce el riesgo de padecer artritis.

Se realizó un estudio con más de 60 mil corredores involucrados, el cual determinó que las personas que corren con regularidad tienen un 70% menos de probabilidades de padecer esta enfermedad. Los investigadores concluyeron, que quienes corren desarrollan un menor impacto en las rodillas, a diferencia de aquellos que solo caminan y llevan una vida sedentaria.