Se trata de un complemento ideal para diferentes dietas, pues nos aporta unos nutrientes que son fundamentales para nuestra buena salud, así que siempre podemos incluirla entre los alimentos que usaremos para complementar nuestra alimentación. Y todo ello sin que se pueda ver afectada nuestra dieta, obteniendo unos resultados acordes a lo planeado, pues la chía no aportará calorías de más, será perfecto para cuidar nuestra salud a la vez que limitamos qué alimentos ingerimos.

  • Para la dieta vegetariana y vegana: La chía no debe faltar en la alacena vegetariana porque aporta proteínas que en los regímenes regulares se obtienen de la carne. Así mismo es un sustituto del huevo para las dietas veganas, ya que una cucharada de chía en un tercio de taza de agua se puede usar en la pastelería y panadería como sustituto de un huevo.
  • Ideal por sus nutrientes: Abundante vitamina C, potasio, y calcio, la chía contiene más vitamina C que 7 naranjas, hasta 5 veces más calcio que un vaso de leche, y el potasio de dos porciones de plátano, aunado a esto es una fuente de antioxidantes alta, por lo que es un complemento perfecto a la dieta.
  • Combate la anemia: La chía es una fuente alta de hierro, contiene más que las espinacas, alimento famoso por ser alto en hierro. Para la dieta de quien es propenso a la anemia es indispensable, así como importante comerla cuando la mujer está en su periodo, en el embarazo o si se han tenido pérdidas sanguíneas.
  • Ayuda a mantenerse delgado: La semilla de chía es pequeñita, pero al mojarse o al llegar al estómago tiene el beneficio de expandirse hasta más de 20 veces su peso inicial, por lo que comer chía da una sensación de estar lleno una vez que se expande en el estómago. Además contiene mucha fibra, por lo que evitamos la retención de los alimentos y la sobre absorción de grasas.

Cuándo se recomienda no consumir chía

Como lo hemos mencionado, la chía es de ayuda en las dietas porque da sensación de estar lleno, más el Colegio Americano de Gastroenterología ha recomendado tener cuidado en el consumo de esta semilla inflada en agua, ya que se almacena en el esófago, y hace más difícil la digestión de la semilla. Pero se trata de la semilla mojada o hinchada en agua, por lo que es mejor consumirla de forma seca en panes, ensaladas, y demás preparaciones.

Así, añade chía en tus alimentos, se puede consumir en muchas formas variadas como añadidura a cualquier alimento, ya que en sí no aporta sabor pero sí muchos beneficios.