Se ha comprobado clínicamente las propiedades del café y se ha concluido con que es un buen analgésico para el dolor de cabeza y otros malestares como dolores reumáticos o dolor de oído, que no tengan que ver con el sistema digestivo ya que es irritante para él. En otro aspecto se encontró que el café es un diurético muy sano ya que estimula la vejiga y ayuda a combatir la retención por el contenido de cafeína. Y, por supuesto, también es un laxante como todas las bebidas calientes ya que estimulan la digestión, pero a diferencia de otros laxantes, el café estimula la temperatura y el ritmo cardíaco aumentando la circulación y el oxigeno en todo el organismo incluyendo intestinos de ahí que es laxante.

Tomar café después de comer ayudará a disolver elementos poco procesados y le dará una digestión más tranquila y esto, en definitiva, también ayuda a adelgazar.

Aún hay muchas más propiedades beneficiosas

Favorece la limpieza de la sangre de toxinas y metales pesados porque en su composición hay polifenoles que actúan como antioxidantes que, demás está decir, son rejuvenecedores al igual que todos los antioxidantes.

Es vasodilatador lo que significa que las personas con baja presión sanguínea deben consumir café con mucho cuidado, se benefician las que tienen presión alta.

El café puede ayudarnos a cuidar la salud, pero hay que conocer sus contraindicaciones

Algunos inconvenietes del café

La gran desventaja la presenta en el sistema digestivo que irrita las mucosas y causa ardor, las personas con tendencia a los problemas estomacales deben consumir poco café o consultar al médico si es posible consumirlo.

Otra cuestión a tener en cuenta es el consumo de café en abundancia que actúa sobreexcitando a la persona, aumentando en demasía su ritmo cardíaco influyendo de manera desfavorable en la concentración y, aunque parezca mentira, influye en su fertilidad.

¿Cómo actuar entonces? Pues bien, la mejor manera de actuar es en beneficio de nuestro equilibrio corporal y mental. Dos o tres tazas de café nos brindan grandes mejorías en muchos aspectos y nos estimula correctamente, pero al aumentar la cantidad tenemos que ser conscientes de los perjuicios a los que nos estamos arriesgando.