A continuación te explicamos todos los aspectos en los que el aceite de linaza puede resultar beneficioso, sus aplicaciones más importantes para tratamientos o cuidados de la salud:

  • Ayuda contra el acné: Pese a que podemos creer que aplicar aceite sobre un grano o sobre un poro tapado puede ser peor, en realidad cuando se trata de óleos naturales como el de linaza, es bueno porque restaura la piel y la cura sin aportar grasas extras que sean dañinas para la zona con acné. Asimismo el aceite de linaza se puede utilizar para diferentes afecciones de la piel como quemaduras de sol resequedad, o cualquier problema en el que la piel se vea reseca y dañada.
  • Se puede usar en la cocina: El aceite de linaza así como el de coco, además de tener beneficios para la salud lo puedes usar para combatir enfermedades como la depresión, la artritis los dolores menstruales, y también se puede usar como un aceite comestible. Al igual que los aceites ya mencionados es más recomendable usarlo que el aceite de girasol, pues la aportación de omega 3 que tiene es alta y ayuda para mantener la salud del cuerpo y también del cerebro, de hecho por esto mismo es que se utiliza para tratar a los pacientes de enfermedad de Parkinson y Alzheimer.
  • Ayuda a la digestión: El consumo del aceite de linaza como un jarabe se recomienda cuando hay problemas de pesadez intestinal y cuando se sufre de estreñimiento ya que este aceite ayuda a que la digestión se regularice de una forma natural y sin efectos secundarios. Esto es importante porque en muchas ocasiones algunos de los medicamentos químicos que ingerimos para tratar un problema de estreñimiento pueden causar otro tipo de problemas, como acidez estomacal o descompostura.

Cómo consumir aceite de linaza

 El aceite de linaza lo podemos encontrar en diferentes presentaciones para su consumo, se puede hallar en botella como el aceite de olivo o girasol, o se puede encontrar en cápsulas a fin de consumirla como si fuera un complemento nutricional.

Para ingerir el aceite de linaza de una manera más directa podemos utilizarlo como aceite de cocina pero evitemos calentar demasiado el aceite pues este pierde propiedades, la mejor forma de consumirlo es como aderezo en vinagreta, pero evitemos excedernos en su uso pues las calorías que aporta deben ser controladas en una dieta saludable.