Guarda y conserva energía

La unidad de cuidado intensivo neonatal puede ser un sitio difícil pues varios bebés en estado delicado resulta abrumador, pero es necesario mantener energías para lo que se vivirá. Permítete dormir, tomar un baño, comer y hacer actividades que te relajen, mantenerte en constante inquietud no soluciona las cosas y te hará sentir peor.

Apoyo entre los padres

Seguro se reconocerán en minutos, la mirada taciturna por cuidar de su bebito los delatará. No pierdan tiempo hablando sobré qué le pasa a su bebés sino inviertan en actitudes positivas como en hablar en las mejoras y en qué le espera al bebé en casa. Encuentren apoyo unos con otros, más cuando un bebé sea dado de alta o cuando suceda algo lamentable.

En ocasiones los padres tardan más en procesar la dificultad porque los hombres suelen ser más objetivos, si ese es el caso no pienses que tu pareja es insensible, sino que él puede ayudarte a ser más fuerte, si te encuentras muy emocional, trasmite esas sensaciones a tu pareja para que él pueda desahogarse. Eviten sobre todo reprocharse la forma en la que reaccionan ante un mismo hecho, eso es normal y puede ser útil.

Ante todo, no pierdas los ánimos, se te ha dado la bendición de conocer antes a esa personita tan especial que ha estado creciendo en ti, y con la ayuda de los médicos cualquier problema se puede resolver, y en caso de que así no sea, aférrate a cada día que se te ha dado con él o ella, pues han sido invaluables.