Si bien no existe una definición “oficial” de un bar en ruinas, se lo conoce informalmente como aquél sitio que se encuentra en un edificio antiguo, de más de 100 años posiblemente, utilizando paredes deterioradas como parte de su diseño interior. Allí podrás encontrar todo lo que te puedas imaginar: cualquier objeto de décadas pasadas quedará bien en dicho entorno.

A continuación te proponemos una lista de algunos de los más bares en ruina de Budapest para que puedas visitarlos cuando viajes a la ciudad:

  • Szimpla Kert: fue el primer bar en ruina de la capital húngara. Si bien sigue siendo un sitio importante, no es el único de este tipo. Es una visita obligada y alberga todo tipo de públicos.

Local Szimpla Kert de Budapest

  • Púder: el interior de este bar tiene un diseño bastante espontáneo, artístico y caótico. Entre sus paredes pintadas con enormes dibujos y sus presentaciones teatrales, es una buena opción para ir si estás por la calle Ráday.
  • Doboz: que no te engañe su fachada dilapidada, pues se trata de uno de los espacios más imaginativos de la ciudad. Una estatua de King Kong es uno de los objetos más eclécticos que encontrarás en su interior. Tiene buena reputación por la calidad de sus comidas y bebidas.

Espectacular interior del bar Doboz

  • Grandio: este bar se encuentra en el jardín interior de un edificio centenario en ruinas. Además es un club de fiestas y un hostal que se halla en la calle Nagydiófa.
  • Instant: en este bar encontrarás una decoración diferente en cada rincón. Es una casa enorme con muchas habitaciones que se encuentra a cinco minutos a pie de la Ópera, sobre la calle Nagymező. A veces hay presentaciones de DJs internacionales.
  • Csendes: es un sitio íntimo y, como su nombre en húngaro lo indica, “silencioso”. Allí encontrarás música relajante y luz tenue, gracias a lo cual podrás compartir un momento tranquilo en pareja o con amigos, sin el ruido típico de estos sitios.

Bar Csendes

  • Fogas Ház: este bar en ruina está administrado por una comunidad cultural. Se ubica en la calle Kertész y todo gira alrededor de las obras de arte contemporáneo que allí se presentan.
  • Yellow Zebra Bikes and Bar: no es solamente un bar en ruina sino también un sitio de alquiler de bicicletas y un hostal. ¿Extraño? No, ¡es tres en uno! Su decoración se basa en viejas bicicletas.
  • Ankert: muy cerca de la Ópera de Budapest, se encuentra este bar en ruina que es más diseño que ruina real. Tiene un ambiente elegante, teatral y bastante sofisticado. Podría decirse que es algo elitista para tratarse de un bar en ruina.

Bar en ruina Ankert

  • Filter Klub: este sitio fue un centro cultural en la época socialista.  Luego de haber permanecido cerrado y abandonado por bastante tiempo, fue recuperado por pintores, músicos y escritores que buscaban un lugar de encuentro. Como resultado surgió este bar en ruina con música variada y buena cerveza.