Pero antes de pasar a ver sus propiedades, vamos a ver más sobre la planta. Su nombre científico es Arctium Lappa. Proviene de la familia de las Asteraceas. Tiene su origen en Europa y Asia. Ha sido muy difundida en América. Se la conoce con el nombre de Gobo en Japon, Ueong en Taiwan, bardana o graduna en Italia y Portugal.

Es una planta herbácea bienal, crece con temperaturas de 10 a 25 grados, soporta las bajas temperaturas. Puede estar bajo luz directa o a media sombra. Es robusta de más de 1 metro de alto, posee hojas rugosas y grandes en forma oval y alternada. Sus raíces son delgadas, de 1 metro de largo por 2 cm de ancho. En el primer año produce una roseta de hojas grandes pero ya en el segundo ano su floración se completa. Sus flores se agrupan en corimbos y son de color purpura intenso. El fruto es en forma de bola con garfios que se adhiere a los animales para diseminarse. Crece muy bien en suelos baldíos, en los bordes de caminos, en las escombreras y cerca de zonas habitadas.

Beneficios y aplicaciones de la bardana

Las propiedades de la bardana están relacionadas con las grandes cantidades de inulina (que es diurética, la cual puede usarse vía intravenosa en casos de edema cerebral o insuficiencia renal), y un polisacárido que es parte de la fibra dietética, además contiene calcio, potosacio, aminoácidos, polifenoles, tanino, hierro, etc.

Estimula el hígado, la secreción biliar, es sudorífica e hipoglucemiante, se utiliza para el tratamiento del acné, las picaduras, los eczemas, el herpes, el impegio, los forúnculos y los eczemas.

En China el extracto de la raíz es utilizado para el cáncer y el SIDA. Además de esto, en la medicina tradicional China, las raíces secas de bardana cuyos compuestos son acetileno sulfuroso poliacetilenos, guaianolide, etc., se emplean como diuréticos, diaforéticos, agente purificador de la sangre, artritis reumatoidea. Tiene utilidad para el dolor de garganta, el ciático y como laxante suave. Forma parte de un te Essiac como tratamiento alternativo de algunos tipos de cáncer.

Como tópico, se lo prepara macerado, su consistencia es oleosa y forma parte de los componentes para elaborar cosméticos naturales para el cuidado del cabello.

La Bardana puede cultivarse en forma casera plantándola en suelo poco profundo, fértil, rico en materia orgánica, su PH ideal es de 6,6 a 7,5. Siendo sus raíces comestibles se toman ciertos recaudos a la hora de plantar para obtener. Un mes antes de la plantación se preparan las semillas colocándolas en un recipiente y se cubren un cuarto de pulgada de tierra.  Luego colocar el recipiente bajo sombra parcial y se riega cada dos días. Al cabo de una semana germinaran y cuando sean visibles esas raíces pueden trasplantarse. Se planta en otoño o primavera.

En la gastronomía la Bardana se empleó en la Edad Media como vegetal, su sabor es parecido a la alcachofa. Ya en la mitad del siglo XX se volvió popular en las dietas macrobióticas, ya que su raíz contiene una gran cantidad de fibra dietética, es crujiente con un sabor dulce suave y picante, se come como una hortaliza. Es muy buena para acompañar carne de cerdo.