Generalmente se recomienda darle su primer baño cuando se le caiga el cordón umbilical, que suele ocurrir aproximadamente a las 2 semanas desde que nació.

Una vez listo, le puedes conseguir una bañadera pequeña especial para bebés, o incluso puedes usar la propia pila del lavadero, aunque tendrás que asegurarte que esté bien limpia y obviamente es mejor la de plástico.

Adaptador para bañar al bebé

En su debut, no conviene usar jabón, su piel es muy suave y podría irritarse. Hay jabones para bebés pero ante la duda solo usa agua tibia. Ya cuando tenga unos meses de edad conviene empezar a usar jabón.

No es necesario bañarlo 1 vez por día, ya que no se ensucian mucho que digamos, y además no transpiran tanto como los adultos, por lo que será más que suficiente hacerlo 1 o 2 veces por semana.  De todos modos, si lo hacen, no le causarán perjuicio alguno al niño, tal vez se moleste un poco ya que no suele gustarle tanto.

En cuanto al baño en sí, el agua debe estar tibia, cercana a la temperatura corporal, es decir, 36,5º centígrados. La temperatura del ambiente también es importante, y es ideal que ronde los 25º centígrados.

Se debe colocar al bebé desnudo dentro de la bañadera, la cual no debe estar tan llena, unos pocos centímetros de altura. Luego se toma un paño y se le va limpiando las distintas partes del cuerpo. Se arrancan por los genitales y el ano, que son las partes que más expuestas están, ya que es donde se junta la caca y la orina en el pañal (independientemente que se debe quitar y lavar al bebé cada vez que se haga caca).

Baño de un bebé en la pila de la cocina

Luego se toma otro paño y se le lava el resto del cuerpo, los brazos, la cara, la espalda, etc.  Para lavarle la cabeza será necesario inclinarlo un poco, en este momento se le debe hablar mucho y sonreírle, ya que es una posición incómoda que los puede asustar o no gustar, y es posible que se larguen a llorar.

Una vez terminado de lavarlo, se lo debe retirar y apoyar en una superficie plana con una toalla, e ir secándolo suavemente. Luego se lo viste para que no tenga frío y evitar que se enferme.

Por último, es importante nunca dejar solo al niño, ni por un instante y bajo ningún punto de vista. No es necesario aplicar talco cuando son muy chicos, pueden desencadenar alguna alergia. La bañadera debe lavarse antes de cada baño, y procura limpiar todas las arrugas del bebé.