Las cuentas como las de PayPal cobran porcentajes por todo movimiento y en ese sentido los bancos online son más flexibles, ya que acciones como traspaso de dinero entre usuarios del mismo banco no tienen costo, por mencionar una ventaja. Pero son varias las ventajas que tienen y que necesitas conocer.

La seguridad de una entidad bancaria

Las cuentas en bancos web, como por ejemplo Payonner, son tan seguras como un banco físico, y manejan tu dinero de la misma manera, con tasas fijas, cargos y servicios para cada necesidad. Es un proceso serio pero que se realiza desde la comodidad de tu casa y con unos cuantos clics.

Por tratarse de un banco que puede estar vulnerable a ataques vía web, tal como un banco físico tiene alarmas de seguridad y te protege como cliente, este tipo de cuentas te informa de todo movimiento, te pone al tanto de posibles problemas de seguridad y bloquea tu cuenta si algún ataque web se presenta.

Seguridad como clientes

Guarda en lugares seguros tu contraseña, no compartas vía inbox tu información de cuenta, conoce de memoria la contraseña para extraer dinero y entrar a tu página de movimientos, ya que la poca seriedad sobre este tipo de cuentas es lo que las vuelve vulnerables. Actúa sobre la información importante tal como lo harías con tus cuentas tradicionales.

Transacciones web

Entre las mejores ventajas de este tipo de cuentas se encuentra el que es más sencillo hacer movimiento web como compras en sitios electrónicos o hacer y recibir pagos. A freelance y e-commerce, o cualquier persona que haga y reciba pagos por la web este tipo de cuentas le soluciona muchos problemas.

Transacciones físicas

Pero, no todo es miel sobre hojuelas, las transacciones físicas suelen ser un poco más complejas pues requieren de tiempo para completarse, en algunos casos cobran comisiones extras, y requieren de movimientos laboriosos.

Esto es solo un poco y lo más básico que necesitas saber sobre este tipo de cuentas, que insistimos, sin seguras en la medida que tomemos conciencia de que es dinero real y la discreción sobre nuestra información es una prioridad siempre.