En nuestras manos está en conocer qué tipo de acciones tomar para que nuestros hábitos de limpieza corporal sean cada vez más eco friendly y así disminuir los daños que estos productos causan en el planeta.

Cómo bañarnos sin perjudicar el ambiente

Cabello: el cabello se puede lavar con arcilla verde, con vinagre de manzana, con bicarbonato, así como con abundante agua solamente. Dependiendo del tipo de cabello es que podemos escoger cuál de los métodos anteriores nos viene mejor en nuestro pelo y al cuero cabelludo.

Si vemos algún tipo de irritación es necesario probar con otro método, pero también se recomienda paciencia ya que el cabello se adaptará a prescindir de químicos y a recobrar su PH natural.

De hecho, quienes han optado por usar este tipo de métodos naturales para lavarse el pelo y prescindir del shampoo, afirman que el cebo del cabello se va perdiendo, y lo único que se necesita para lavarse con el paso del tiempo es agua e hidratarlo de forma natural con huevo unas cuántas veces al mes.

Piel: en el caso del baño en general, podemos prescindir de jabones de barra y líquidos para usar alternativas más naturales como el bicarbonato, ya que este regula el PH natural del cuerpo, así como usar exfoliantes naturales como azúcar, sal o café molido con un poco de agua, mismos que eliminarán las células muertas, la grasa y suciedad del cuerpo. 

En realidad el agua misma puede eliminar todo mal olor y suciedad del cuerpo, pero es necesario que utilicemos exfoliantes en áreas como axilas, zonas íntimas o cualquier parte del cuerpo que nos genere problemas de olor.

Qué más detalles debemos considerar

Además de no contaminar el agua con productos químicos también es bueno considerar que el mismo líquido vital es muy importante que lo cuidemos, por lo que preparar unos baños rápidos es necesario, a fin de disminuir las cantidades de agua que utilizamos diariamente para bañarnos, ya que una ducha ideal debe durar solamente 10 minutos para  no desperdiciar agua.