Los balnearios de Budapest son muchísimos. La urbe fue bautizada como “Ciudad de los Balnearios” en 1934 y cuenta con 118 manantiales naturales y artificiales. A lo largo del siglo XX, la capital húngara cobró fama por ser un lugar ideal para tratar enfermedades gracias a sus numerosas aguas termales. Pero, más allá de una moda, los baños termales han sido parte de la ciudad desde la época romana. Para los húngaros es toda una tradición con muchísimos siglos de historia.

Consejos para bañarte en sus balnearios

Si deseas darte una vuelta por los balnearios de Budapest, deberías tener en cuenta algunas cosas antes de sumergirte en ellos:

  • Verifica si las piscinas termales son mixtas. Algunos balnearios no permiten que los hombres y las mujeres compartan sus aguas y sus espacios comunes.
  • Ten en cuenta que en los balnearios divididos por sexo, es común que no se utilice bañador.
  • Todos los balnearios de Budapest exhiben sus precios en la puerta. Hay muchísimos tipos de combinaciones según los servicios y cantidad de tiempo, pero con 4 horas es más que suficiente para conocer y disfrutar de las famosas aguas termales de la ciudad.
  • Puedes dejar tus pertenencias en las taquillas que cuestan unos pocos euros.
  • Es importante que lleves tu toalla de ducha. Si bien en los balnearios alquilan toallas, la tarifa suele ser cara y las toallas no son de buena calidad.
  • Lo mismo sucede con otros objetos necesarios como chanclas, gorro de baño o bañador (en caso de un balneario mixto). Allí te los alquilan pero se aplica lo mismo que con las toallas.
  • Algunos balnearios también incluyen el uso de sauna en sus tarifas.
  • Por un coste adicional, también podrás  acceder a masajes.
  • Varios balnearios tienen piscinas con olas (Szécheny, Gellért, Dagály y Palatinus).
  • Los niños pueden visitar los balnearios mixtos con la compañía de un adulto.
  • Junto a la piscina hay un cartel que indica la temperatura del agua.

Principales balnearios de Budapest

Como dijimos antes, Budapest tiene gran cantidad de balnearios que puedes visitar. Sin embargo, hemos hecho una lista rápida con algunos de los más visitados por turistas, de este modo podrás saber qué baños termales son los más importantes para tener en cuenta dónde podrías escoger tu relajante baño en sus cálidas aguas. Son los siguientes:

  • Hotel y balneario Géllert: Es el balneario más elegante de la ciudad y sus piscinas al aire libre fueron las primeras del mundo en tener un sistema de olas artificiales.

Este es el balneario Géllert, que además cuenta con su propio hotel

  • Balneario Széchenyi: Un conjunto muy amplio de diferentes baños termales que encontramos al aire libre y con espacios interiores cubiertos, ubicado en un majestuoso edificio secesionista del parque Városliget. Ofrece una amplia gama de servicios termales además de los propios baños. Sin duda, una vista muy espectacular.

Balneario de Széchenyi, ubicado en un edificio emblemático con varios servicios termales

  • Balneario Lukács: Inaugurado en 1894, posee dos piscinas al aire libre que están siempre repletas durante el verano y además una piscina termal cubierta. El edificio que alberga este balneario fue construido en estilo neoclásico.

Balneario Lukács, con piscina interior y exterior para diferentes épocas del año

  • Balneario Rudas: Es uno de los más antiguos de la ciudad. Fue construido por turcos en el siglo XVI con un estilo opulento y se le atribuyen numerosas propiedades medicinales gracias a su baño en aguas termales.

El Balneario Rudas es de los más antiguos de Budapest

  • Balneario Király: Se trata de otro de los baños turcos de Budapest, que fue abierto en el año 1566 por el pachá Arslan. Tiene una piscina octogonal que es el centro del edificio, alrededor de la cual se encuentran otras piscinas, salas de vapor y saunas.

El Balneario Király cuenta con diferentes espacios y servicios alrededor de su histórica estructura, de origen turco

Sin duda, los balnearios de Budapest son una visita obligada durante nuestra estancia en la ciudad. No debemos perdernos el efecto reconfortarte de un baño en sus aguas termales, unos espacios preparados para buscar un mayor relax y además en entornos muy atractivos. Sin duda, una de las actividades más representativas de la capital húngara, por lo que te recomendamos que te decidas por los balnearios que te parecen más atractivos y programes tu itinerario para pasar por alguno de ellos.