En ese sentido mientras que la cerámica tradicional tiene un pequeño bise en sus bordes, la cerámica rectificada presenta un borde recto y de canto vivo con la idea de que se note lo menos posible la unión ente azulejo y azulejo, es decir las juntas. Normalmente la junta está a un 1mm o menos, pero los fabricantes en general recomiendan que sean 2mm o más para su perfecta colocación y así evitar posibles reclamaciones a causa de roturas.

Además de esta característica tan especial, estos azulejos están teniendo tanto éxito a pesar que son más caros gracias a la multitud de modelos, formatos y materiales que pueden dar mucho juego en decoración. Aunque en un principio se fabricaron para intentar imitar al mármol  pero hoy en día existe mayor variedad desde imitaciones a maderas, pizarra, piedras….etc.

Ejemplo de azulejos rectificados claros para el cuarto de baño

La producción de azulejos rectificados

La fabricación de los azulejos rectificados varía respecto a los azulejos tradicionales y su coste es menor. La baldosa por general porcelánica, es cortada de tal manera que sus bordes se presentan rectos, en ángulo de 90º. El corte se realiza con una cortadora de chorro de agua a tal presión que consigue un corte recto y perfecto. Aunque su uso principal es para alicatar cocinas o cuarto de baños, también existen otros usos diferentes.

Los primeros azulejos rectificados que salieron al mercado tenían la superficie lisas, pero actualmente se ha puesto más de moda la utilización de estos azulejos con relieves ya sean ondas, aguados, olas…etc. Y aunque las que más se venden son la de color blanco abrillantado, existen una gran variedad de colores y formas.  También pueden variar en tamaño aunque lo habitual es encontrar tamaños entre 33 cm y 100 cm.  

Su colocación

Por otro lado su colocación suele ser más lenta y difícil por lo que su coste aumenta considerablemente. La técnica que se emplea es la llamada “Técnica de capa fina” cuyo cemento cola debe ser de la clase C2. Es importante, como mencionamos antes, que las juntas no sean inferiores a 1 milímetro ya que se podrían dañar a los azulejos.