Beneficios para las plantas

De acuerdo al tipo de planta y fertilizante que utilicemos, podemos enumerar una importante cantidad de beneficios. En general, hemos mencionado los tres elementos básicos que componen a la mayoría de estos productos, pero se han diseñado fórmulas más especializadas para cada especie vegetal.

Así, encontramos que el nitrógeno tiene como función principal contribuir al desarrollo de los tallos y hojas de la planta, contribuye a la nutrición de los microorganismos del suelo y por consiguiente de la planta, sirviendo para la producción de proteína vegetal, además previene y corrige el aspecto amarillento de las hojas.

En cuanto al fósforo, es de vital importancia para el fortalecimiento y desarrollo de las raíces, que constituye la principal vía de alimentación de las plantas. Igualmente, encontramos el potasio, que tiene un protagonismo en la producción de frutos y flores, además contribuye a crear fuerza para resistir ante enfermedades, plagas y cambios climáticos.

Tipos de fertilizantes

Hay muchas clasificaciones de los fertilizantes, pero en general, podemos mencionar a los convencionales, aquellos cuyos nutrientes son recibidos por los suelos y plantas de manera muy rápida, luego encontramos los de lenta liberación, que tardan más tiempo en aportar sus nutrientes. También aparecen los fertilizantes agrominerales, una mezcla de materiales químicos y orgánicos, los puliares, que se aplican directamente sobre la planta, proporcionando nutrientes en zonas específicas de la planta y complementa el efecto de una fertilización profunda. De aquí en adelante encontramos productos más específicos de acuerdo a las necesidades de cada especie  y a sus características.

Cómo aplicarlos

La aplicación varía de acuerdo a la presentación física del producto. Pero generalmente, se aplican las cápsulas o el líquido de manera circular a la planta, para que estos se diluyan y alcancen las raíces en un determinado tiempo. Luego, se administra una cantidad de agua, a fin de que estos vayan bajando las capas de suelo y así cumplir con su función.