Ingredientes

  • 1 taza arroz de grano largo
  • 2 taza de agua
  • 1 cuchara sal
  • 1 cuchara aceite de oliva

Prepararlo sin que se pegue

No laves el arroz, sabemos que suena raro pero si notas suciedad en él simplemente sacúdelo un poco. A continuación, coloca todos los ingredientes en una olla mediana y mezcla apenas para diluir la sal y coloca la olla a fuego alto hasta que el arroz hierva.

Una vez que notes que el agua se ha evaporado casi por completo (cuando se han formado huecos en el arroz u ojos), debes bajar el fuego a corona o la potencia menos potente, tapar el arroz y dejar cocinar por lo menos quince minutos dependiendo de cada hornilla, ya que unas son más altas que otras.

Retira la olla de la estufa y déjala reposar tapada por otros 5 minutos, este paso es el último, pero es el que permitirá que cualquier humedad o agua excedente en el arroz se integre al grano. Se vale probar el arroz para ver si está cocinado y sobre todo, para saber si  es necesario un poco más de cocción. Sirve el arroz.

Ojo: El arroz de grano largo tiene menos almidón y por ello es que especificamos este tipo para que no se pegue. Evita así mismo el arroz para sushi o para hacer risotto, ya que estos se caracterizan por ser pegadizos.

Cómo cocinar arroz integral

En el caso del arroz integral que es más sano y contiene más fibra, se debe agregar media taza de agua extra, ya que este tipo de grano es más duro. Así mismo, es recomendable cocinarlo 5 minutos también extras para que el arroz integral esté blando y rico antes de servirlo.

Esperamos que con estos consejos puedas dominar el complejo arte de hacer arroz sin que se pegue, ya que en realidad no es difícil, pero sí tiene sus pequeños trucos que suelen ser de gran utilidad.