Detalle de las hojas del árbol de té

Otros usos medicinales

Es un fuerte diluyente de granos, llagas, forúnculos e infecciones en uñas. Antiséptico natural con mucho cuidado se puede usar para combatir el acné. Por estas mismas características se utiliza para combatir el pie de atleta y otros problemas de hongos (en farmacias se puede conseguir cremas a base del árbol de té especialmente formuladas para los problemas con hongos).

En la boca, y solamente para hacer buches, se utiliza para combatir úlceras y otras infecciones, aquí también se han elaborado productos farmacéuticos como pasta de dientes con un buen efecto bactericida.

Otras aplicaciones tienen que ver con las picaduras de mosquitos y picaduras en general como así también combate piojos.

Para aumentar las defensas

Existen dos plantas de árbol de té: leptospermum scoparium (manuka) originaria de Nueva Zelanda y melaleuca alternifolia cuyo origen está en Australia. De ambas plantas se obtienen aceites esenciales con propiedades similares.

La variedad leptospermum scoparium se comenzó a llamar té porque un explorador y navegante inglés, llamado James Cook, cuando llegó a Nueva Zelanda y Australia preparaba las hojas de esta planta como sustituto del té y suele relacionarse a la variedad melaleuca alternifolia en una historia similar.

Se ha comprobado que, usando estos aceites para masaje, se estimulan las defensas del organismo.

Diferentes aceites extraídos del árbol de té

Este producto llamado árbol de té, comenzó a difundirse en el mundo gracias a la gran cantidad de turistas que visitan esta zona del planeta como es Australia y Nueva Zelanda. Ha llamado  la atención de muchos por su curioso aroma y sus efectos tan saludables. De la misma manera se comenzó su industrialización de productos farmacéuticos y hoy en día se pueden encontrar en el mercado este árbol de té en forma de aceite, cremas o emulsiones todas ellas sumamente benéficas para las afecciones antes mencionadas.

Es de esperar para los años venideros que se siga difundiendo este tipo de medicina que tanto favorece a la salud en sus tres aspectos: corporal, mental y emocional.