Cuando la alimentación que realiza una persona es equilibrada no es necesario agregar suplemento de salvado para tener fibras pues en una dieta variada ya hay suficiente fibra.

Entre las propiedades que tienen las fibras insolubles se encuentran: acelerar el tránsito intestinal, arrastrar deshechos intestinales, eliminar sustancias tóxicas y disminuir la presión en las paredes del colon.

Las fibras solubles, en cambio, actúa sobre la flora intestinal reconstituyéndola y brindando equilibrio. Las fibras solubles se encuentran en frutas, verduras y en la mayoría de las legumbres.

Utilización de las fibras

En caso de estreñimiento se pueden utilizar higos y ciruelas luego de un tiempo largo de estar en remojo y se come el producto hidratado tomando también el líquido resultante. El mismo procedimiento se puede hacer con lino o chía, en todos los casos se toma en ayunas o antes de acostarse a la noche.

Salvado de avena

Hay alimentos que poseen muy buena calidad de fibras como por ejemplo la palta, cuyas fibras aportan un gran beneficio al sistema circulatorio y digestivo. En las cáscaras de frutas también hay muy buena calidad de fibras que actúan como laxante, bactericida, preventivas del cáncer, coagulantes y tienen la propiedad de eliminar metales pesados del organismo vía digestiva. El problema actual con las cáscaras de frutas es su elevado contenido de pesticidas entonces, salvo que se tengan frutas cosechadas en casa o de una quinta muy confiable, su consumo se vuelve un poco peligroso porque no está estudiado qué efecto tienen los pesticidas en el organismo.

Una manera de alivianar el tema de los pesticidas es lavar las frutas con agua con bicarbonato (una cucharadita de bicarbonato por un litro de agua) se la remoja un rato en esa agua y luego se le da un lavado enérgico para quitar lo más posible de los pesticidas. Se recomienda que al comer la fruta con cáscara se la mastique muy bien.

Como última sugerencia del consumo de fibras es hacer licuados de celulosa con hierbas como: perejil, ajo, romero, tomillo, comino y apio, se licúan bien con agua y luego este preparado se bebe actuando sobre el intestino irritado y también en caso de divertículos alivia síntomas.