Trabaja más y mejor con estas aplicaciones

En el día de hoy revisaremos algunas aplicaciones y utilidades fundamentales para aquellos que no pueden dejar de procrastinar cuando deberían estar trabajando y cumpliendo con sus responsabilidades. Internet puede ser una tentación demasiado grande para todos en algún momento, y a través de estos elementos que te ofrecemos podrás dejarlo de lado un rato y enfocarte en lo que debes hacer.

LeechBlock. Esta app está disponible solamente para Firefox, por lo que los usuarios de este navegador estarán más que contentos de encontrar un aliado productivo. A través de este add-on podrán bloquear ciertos sitios web por un tiempo determinado, apuntando a aquellos que nos distraen cuando tenemos que hacer cosas en la computadora. Si tienes un sitio web, o varios, que sabes que se transforman en una tentación a la hora de trabajar, con LeechBlock los podrás bloquear por un rato.

LeechBlock ayuda a bloquear páginas que podrían hacernos perder tiempo muy valioso

Cold Turkey. Esta es una aplicación para Windows, y que una vez comenzada no puede ser frenada con absolutamente nada. Olvídate de desactivarla con el administrador de tareas, o de desinstalarla mientras esté andando ya que es completamente inútil intentarlo. Es una medida extrema para procastinadores profesionales. ¿Qué hace? Bloquea todo tipo de conexión a internet. No solo no podrás abrir tus navegadores, sino que tampoco podrás acceder a internet por alguna que otra aplicación de Windows que tengas instalada.

Self Control. Esta app es para OS X, y funciona de una forma bastante similar al LeechBlock. Nos permite añadir ciertos sitios web a una “lista negra”, y mientras los mismos permanezcan allí no podremos acceder de ninguna forma. Mientras esté funcionando, no podremos desinstalar esta app ni tampoco desactivarla.

Nanny. Esta es la mejor opción para el navegador Google Chrome, y es una versión bastante similar a la de LeechBlock para Firefox. Tiene las mismas funciones básicas de bloquear aquellos sitios web que nos distraen, pero además podremos armar un registro de cuánto tiempo pasamos en cada sitio web para analizar al final del día que tan grave es nuestro problema de procastinación.