Aplicaciones y usos más importantes

Su fragancia distintiva y apreciable desde la lejanía le otorga una cercanía a muchos, que además la valoran por sus efectos antiespasmódicos y carminativos. Las secreciones biliares y estomacales son estimuladas por ella, como mismo disuade la acción de cólicos y espasmos en el estómago.

Se le agrega a esto el combate a las afecciones respiratorias, el hecho de actuar como antiséptico, expectorante y analgésico (uno de sus usos externos es la limpieza y tratamiento de heridas, incluso, en su mezcla con aceite de oliva se obtiene un remedio contra las quemaduras). Los dolores menstruales también mejoran esta hierba medicinal, pues actúa como antidismenorreico. En problemas depresivos beneficia mucho. Además, el té de yerbabuena tiene propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias que ayudan a aliviar problemas como el dolor de garganta, y la congestión de la sinus y de la nariz.

Todos estas propiedades las debe a la fuerte presencia en ella de vitaminas, potasio, calcio, manganeso, hierro y magnesio y antioxidantes (vitamina A, beta caroteno, vitamina C, Vitamina B6, riboflavina y tiamina).

Infusión preparada con hierbabuena

Cómo preparar la hierbabuena para fines medicinales

Para hacer un té de hierbabuena se deben fusionar sus hojas (30 gramos) en un litro de agua y dejarlo hervir por dos minutos, y luego dejarlo reposar por cinco. Esto se tomará unas tres veces al día.

Para el asma, por ejemplo, se realiza una infusión muy beneficiosa en su mezcla con la manzanilla. Igualmente, mezclando hierbabuena y marrubio blanco este padecimiento es combatido. Para limpiar la garganta la infusión de esta planta sola es muy positiva, debido a su alto contenido de polifenoles.

El aceite, por su parte, ayuda a disminuir la tensión nerviosa y dolores de cabeza cuando es aplicado en la sien, además de funcionar como anti-irritante y analgésico. Este aceite se obtiene de la copa de la planta y de sus hojas.

Aceite de hierbabuena

Contraindicaciones de la hierbabuena

Contraindicaciones posee muy pocas. Más bien, se recomienda su uso limitado en las embarazadas. De la misma forma, sus aceites esenciales, en uso inadecuado pueden conducir a espasmos de la glotis e irritación en la mucosa. No obstante, como todos los excesos son negativos, hasta los del agua, es mejor no olvidarse de que la hierbabuena es bien positiva, como su nombre lo indica, para ayudar a un mejor funcionamiento del organismo.