Como condimento pueden ser utilizadas las semillas y las hojas secas, como rica comida están las nervaduras internas crudas y las externas cocinadas, dando grandes beneficios para el corazón. Pero sus beneficios no se quedan ahí y van hasta lugares inimaginables.

Aplicaciones medicinales del apio

La digestión es ayudada con el consumo de apio, pues contrarresta la fermentación que surge de la hinchazón del estómago.  En forma de ensalada ayuda a combatir la acidez del tubo digestivo y a aliviar la colitis. En este sentido es muy productivo mezclar el apio con el aguacate.

Por su función diurética contribuye a que el cuerpo se deshaga de impurezas, incluido cálculos renales. Incluso se considera que ayuda a la formación de esmalte dentario, a disminuir enfermedades hepáticas, a cicatrizar heridas, a aumentar la libido, a eliminar los excesos de ácido úrico, a combatir la menstruación escasa, y a enfrentar el reumatismo y el sobrepeso.

Semillas del apio para condimento en la cocina

Las semillas del apio, en forma de cocimiento, provocan una mayor diuresis y contribuyen a estabilizar la presión cardiaca, ansiedad e insomnio. Investigaciones demuestran que estas semillas disminuyen el contenido de glucosa en sangre, beneficiando los tratamientos de los diabéticos.

Sus valores nutricionales y más aplicaciones

Este alimento es muy rico en calorías, fibra dietética, vitaminas y minerales, además de poseer un al alto porcentaje de agua, celulosa, colina, glutamina y tirosina. Estos ricos componentes le hacen un producto muy seguido por los que practican deportes, que toman el jugo de apio para restituir al cuerpo después de jornadas de ejercicio intenso o fiebres.

Para combatir las picada se avispas es recomendable batir el tallo del apio en agua y convertirlo en una pulpa. Aplicado durante quince minutos logra un gran alivio. Para combatir la hipertensión es positivo mezclar seis tallos de esta planta, dos zanahorias, dos limones en una licuadora, con una poquito de agua y miel. Tomando esto inmediatamente se lograngrandes efectos.

El apio es un ingrediente ideal para nuestra alimentación sana

Por su parte, para los problemas estomacales, se recomienda incluir cuatro ramas de apio, un pepino y dos kiwis. Pasados por la licuadora, se puede tomar este jugo lo mismo con carácter preventivo que ante cualquier malestar digestivo. Asimismo, el asma también puede ser combatida con esta fórmula: dos tallos de apio, cuatro zanahorias y dos calabacitas de envidias, lo que es positivo tomar un vaso cada mañana.

Por último, muchos y muchas utilizan el apio para adelgazar. Si se mezclan tres rebanadas de piña, con dos tallos de apio y dos naranjas, tomándolo como merienda, se notan de manera rápida los resultados.

Algunas contraindicaciones del apio

Ahora bien, está contraindicado comerlo en caso de embarazo. Las personas que lo usan frecuentemente deben consumir productos que le aporten potasio (plátano y verduras frescas), pues con su acción diurética el apio ayuda a que se elimine el potasio y las sales minerales. Pero como se ve, esto es fácilmente erradicable con otros productos de igual forma sanos, por lo que el apio no pierde ni un milímetro de importancia para la salud humana.