Se pueden contratar diferentes tipos de servicios que seguro que serán del agrado de todos los invitados:

  • Animación con karaoke. Si en la boda la mayor parte de los invitados son jóvenes seguro que lo pasan genial con el karaoke. Incluso los mayores pueden animarse si se les pone la música adecuada. Pero siempre es mejor con un servicio de animadores que no solo inviten a la gente a participar, sino que también se ocupen de poner freno de forma desenfadada al típico que agarra el micrófono y pretende dar un concierto de dos horas con bises.
  • Animación con photocall o similar. El photocall en una boda es divertido por sí mismo, pero si hay un servicio de animación que se encargue de conseguir las poses más divertidas de la gente y quitar las fotos más simpáticas el éxito estará asegurado. Puede ser además un fantástico recuerdo para regalar a los invitados, la foto de su llegada al banquete pasando por photocall enmarcada. Gracias a las modernas tecnologías se pueden tener al momento y a todo el mundo le gustará este recuerdo.
  • Juegos y bailes con coreografías. A veces la gente no se atreve a salir a bailar o simplemente no les gustan los bailes clásicos. Pero si la orquesta cuenta con animadores que dirigen al público inventándose coreografías en grupo y sacan a bailar a los rezagados, seguro que la gente se animará mucho más. Este tipo de animaciones funcionan muy bien entre gente de todas las edades, especialmente si las coreografías son sencillas y muy divertidas. Los vídeos y las fotos que resultan de las mismas son también un gran recuerdo con el que podréis reíros durante mucho tiempo.
  • Reporteros muy dicharacheros. Se pueden infiltrar entre los invitados y, cámara y micro en mano, entrevistar a los invitados y hacerles las preguntas más alocadas y divertidas. Todo el material acabará montado en un fantástico vídeo reportaje de recuerdo al más puro estilo de los programas más gamberros del corazón. Siempre con un humor respetuoso y sin hacer mofa de nadie.

Existen muchas empresas especializadas en este tipo de animaciones que pueden realizar una o varias de estas actividades durante la celebración de la boda. Esto hará que todo el mundo participe y se divierta y que además, queden recuerdos espectaculares de ese día.

Incluso se pueden conseguir otro tipo de animaciones personalizadas, al gusto de los novios. Todo es hablar con la empresa, hacerles la propuesta y ver qué es lo que se les ocurre para que todo el mundo se vaya con una sonrisa y se hable durante mucho tiempo del que será el enlace más divertido al que han ido.