El análisis fundamental tiene como meta calcular el valor real de una empresa para conocer el precio adecuado a pagar por sus títulos en función de su rentabilidad y seguridad que se espera de la inversión. Tiene en cuenta su realidad, estado financiero, resultados, productos y servicios de la empresa analizada.

Aprendiendo a analizar el mercado

Las dos maneras más comunes de este análisis son: TOP-DOWN (arriba hacia abajo) y BOTTOM-UP (abajo hacia arriba). En el primero se hace un análisis de lo general a lo particular y en el segundo es al revés. Lo general de una empresa vendría a ser: estado global de la economía nacional y su incidencia directa en la empresa y lo particular sería: la microeconomía de la empresa, estado financiero y comercial.

Se tiene en cuenta:

  • Situación de la empresa: contabilidad, informes financieros, su nivel de endeudamiento y de qué manera se costea dicha deuda, solvencia, rentabilidad, proyectos, su accionar a nivel internacional y su proyección nacional.
  • Estado en que se encuentra el mercado donde está inserta la empresa analizada, o sea si es un mercado que ya alcanzó un cierto grado de desarrollo o está desarrollándose, empresas que significan competencia para la analizada y su capacidad para enfrentarse a estas situaciones planteadas.
  • Estado de la economía nacional porque la política económica y monetaria del país donde se encuentra la empresa incide directamente sobre ella.
  • Estado de la economía global, en este caso se analiza en qué estado se está si es expansivo, o sea de crecimiento, o recesivo de decrecimiento. Esto es porque cualquier empresa es solvente en época de crecimiento no ocurre lo mismo en el otro caso.
  • Otros factores que se analizan son conflictos geopolíticos, tendencias de mercado del país donde está inmersa y se puede seguir particularizando dependiendo de las características propias de la empresa, lo que dará un mayor ajuste al análisis.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es el período de tiempo en el que se hace el análisis porque no puede ser una muestra instantánea ya que no refleja en su totalidad a la empresa, hay que ver su evolución en el tiempo y su proyección a futuro.

En cuanto a la documentación que se chequea de la empresa es: su balance, cuentas de resultado, cambios en el patrimonio, flujos de efectivos y memoria, cabe destacar que por ley toda esta documentación está al alcance de cualquier persona que desee consultar.