Alojamientos en el centro de París: barrios más turísticos

  • Isla de la Ciudad. Rodeada por las aguas del río Sena, este pequeño islote conocido como la Isla de la Ciudad es uno de los lugares más céntricos de París y más visitados ya que en ella está uno de los símbolos por excelencia de la ciudad, la basílica de Notre Dame. Este lugar fue fundado en el año 200 a.C. y hoy en día es uno de los preferidos por los viajeros que quieren recorrer a pie los principales puntos de la capital o estar bien comunicados con las zonas más alejadas mediante transporte público. Muy cerca están dos de los puentes más bonitos de París, el Puente Nuevo y el Puente de las Artes; éste último se ha convertido en el preferido de las parejas de enamorados ya que hay millones de candados puestos por aquellos románticos que quieren sellar su amor.

Isla de la Ciudad en París

  • Barrio Latino. Y precisamente al sur de la Isla de la Ciudad está una de las zonas más recomendadas para los viajeros más jóvenes, el barrio Latino. Aquí es donde se concentra la mejor animación nocturna ya que está repleto de bares y restaurantes, muchos de ellos económicos a pesar de estar en el corazón de París, y donde hay todo tipo de alojamientos repartidos por sus calles.  También se encuentra junto al Sena y próximo a puntos de interés tan visitados como la Sainte Chapelle, el Museo Cluny o Conciergerie. Su nombre se debe a que siglos atrás aquí habitaban muchos estudiantes que sólo se comunicaban entre ellos en latín.
  • Plaza de la Concordia. Pero si quieres un barrio todavía más céntrico que la Isla de la Ciudad, te recomendamos la zona de la Plaza de la Concordia. Este neurálgico rincón de París sirve como punto de partida para dos de las zonas más turísticas: los Campos Elíseos y los Jardines de Tullerías. Éstos últimos están ‘a los pies’ del famoso museo del Louvre, el considerado más visitado del mundo. Si te alojas en los alrededores de la Plaza de la Concordia, podrás ir a pie a 4 de los atractivos principales y más turísticos de la capital: el Museo de Orsay, la Ópera Garnier, la Iglesia de Madeleine y el Petit Palais; siendo la entrada de éstos dos últimos totalmente gratuita para cualquier visitante.

Plaza de la Concordia

Alejados pero bien comunicados

  • Montmartre. Uno de los barrios más visitados a pesar de estar algo alejados del centro es el famoso Montmartre, situado en una de las zonas más elevadas de París. Es una zona de contrastes, donde poder visitar hermosos monumentos como la basílica del Sagrado Corazón y disfrutar de espectáculos de ocio como los que tienen lugar en el famoso Moulin Rouge. Aunque está en uno de los barrios más retirados del corazón de la capital, está bien comunicado mediante metro e incluso funicular; y es que éste último se instaló para salvar los casi 200 escalones que separan el animado Boulevard de Clichy hasta lo más alto del barrio. Es una de las zonas más económicas, tanto para alojarnos como para degustar los mejores platos de la gastronomía francesa de la mano de sus numerosos comercios de hostelería.

Barrio de Montmartre

  • La Defensa. En la parte noroeste de París está un barrio joven, moderno y plagado de cientos de rascacielos. Se trata del distrito financiero de la capital francesa, el barrio de La Defensa, donde tienen su sede las compañías más importantes del país o incluso del continente europeo. Aunque no está tan céntrico como otros barrios, está bien comunicado por metro, tranvía y tren, por lo que en pocos minutos podremos llegar a cualquier punto de interés de la ciudad ya que hay diversas combinaciones para hacer trasbordos. Los alojamientos son algo más económicos debido a que el turista depende del transporte público para moverse, pero es perfecto para ahorrar dinero en nuestras vacaciones en París.