Aloe vera, un producto milagroso

Entre las múltiples propiedades del aloe vera, las más destacadas se relacionan con la resolución de heridas de todo tipo y el alivio del ardor en lastimaduras de la piel o mucosas. Se la utiliza para tratar quemaduras, cortes, llagas, enfermedades inflamatorias que producen daño en la piel y también para heridas internas como pueden ser los hemorroides.

La aplicación de aloe vera sobre los hemorroides en los ataques agudos suele proveerle al paciente una sensación de alivio instantánea y además ayuda a disminuir la hinchazón y el dolor tan característico que suelen provocar. Aunque pueden ser difíciles de eliminar, también colabora con la cicatrización de la herida y promueve su curación, proceso que puede acelerarse si además se cumple al pie de la letra el tratamiento indicado por el médico especialista.

Podemos usar el gel de aloe vera para curar las hemorroides

¿Cómo usar aloe vera para curar hemorroides?

Además de todas las molestias que de por sí tiene la condición, la zona a tratar no sólo es complicada de abordar sino que puede ser sensible para la mayoría de las personas, dificultando la aplicación de las cremas y remedios locales. El aloe vera ayuda a disminuir estas complicaciones y a medida que pasen los días, si se lo coloca continuamente y no se interrumpe la sanación, sus efectos serán cada vez más visibles.

El aloe vera puede colocarse sobre la región de los hemorroides de diferentes maneras dependiendo del tipo de daño que se tenga. Para las hemorroides externas, las cuales son menos severas, se lo puede colocar directamente en forma de gel fresco o por medio de cremas que lo contengan. También sirve si se usan compresas o algodón embebidos en su aceite esencial. Para el caso de las hemorroides internas, más complicadas, funcionan muy bien los supositorios caseros de aloe vera, realizados simplemente dejando enfriar porciones de gel hasta que se endurezcan lo suficiente para tener la consistencia adecuada para su introducción en el recto. También resulta útil tomar juegos de aloe vera combinados con otras plantas y productos que ablandan las deposiciones y evitan que se haga más daño en la zona cuando se defeca.

Cualquiera sea el método elegido, el aloe vera no decepciona: úsalo como tratamiento alternativo durante un tiempo o ante la aparición de los primeros síntomas y no sólo estarás curando tus hemorroides sino previniendo la aparición de cuadros similares en un futuro.