Se trata de comidas completas equilibradas en proteínas, grasas saludables, postres ricos en azucares, frutas y verduras, en sí una alimentación muy saludable y llena de nutrientes que deja a más de uno un poco avergonzado al recordar los alimentos que da a sus niños para comer en la escuela.

Qué comen nuestros niños en las escuelas

En escuelas los alimentos no siempre se pueden controlar de forma saludable, y la abundancia de caramelos, papas fritas, sodas o gaseosas, así como alimentos preparados altos en grasa es alarmante en algunas instituciones. Sin embargo algunas escuelas sí mantienen un seguimiento saludable de lo que sus chicos consumen y tiene programas de lunch y snack´s saludables que incluyen frutas, bolsas de papas fritas chicas para controlar las porciones en la ingesta y demás buenas ideas para evitar la obesidad infantil.

Aunque quizá la mejor recomendación que  podemos darte es la de elaborar los lunch de los chicos en casa para así mantener su alimentación igual de rica y saludable tanto en la casa como en la escuela. Esto nos toma de cinco a quince minutos y hace mucho bien a chicos y adolescentes.

Una vida saludable, un almuerzo saludable

Pero bueno, toda buena costumbre viene del hogar, antes de darse en las escuelas, si acostumbramos a los chicos a comer jugos de frutas en lugar de gaseosas, si les damos como postre en su mayoría frutas y de vez en cuando chocolates y galletitas y si hacemos para ellos en cada alimento del día, un plato saludable y equilibrado.

Aunque no somos ingenuos y sabemos que con sus amigos los chicos comen de todo y en su mayoría los alimentos azucaradas y grasosos les gustan mucho, pero en nosotros está el mantener el equilibrio en casa, para que a pesar de comer alimentos poco saludables en sus comidas fuera del hogar, cuando lleguen a su casa, ellos se alimenten de la mejor manera.