La gastritis se puede presentar como una molestia crónica que al consumir alimentos que alteran los síntomas del paciente, se vuelve aún más molesta pues los síntomas se tornan más intensos y pueden presentar también inapetencia, náuseas, dolor en la zona del estómago y vómitos.

Por qué se presenta la gastritis

Es importante saber que la gastritis puede ser provocada de forma esporádica por ciertos alimentos que resultan irritantes como el chile o el café, pero puede también tratarse de una enfermedad que afecte al paciente diariamente o periódicamente. Así mismo la gastritis se puede complicar en problemas de ulceras y cáncer.

Infecciones, el constante uso de ciertos medicamentos, el consumo elevado de alimentos irritantes, el consumo desmedido del alcohol, estrés muy elevado, así como la bacteria Helicobacter pylori, son los causantes más comunes de esta enfermedad.

Alimentos prohibidos para la gastritis

Ahora, si has acudido al médico y conoces tu problema, o ya sea que por los síntomas que presentas reconoces que tu problema puede ser de gastritis, es recomendable que disminuyas el consumo de los siguientes alimentos pues solamente logran intensificar tu problema.

Frutas y verduras

Vegetales que provoquen hinchazón como el repollo, el pepino, los ajos, las cebollas o pimientos en general.

Así mismo en lo que respecta a las frutas, es más prudente evitar las que son ácidas como la naranja, el limón y la toronja.

Productos de origen animal

Si el paciente además presenta síntomas de intolerancia a la lactosa es imperativo evitar el consumo de leche entera y quesos ricos en leche como el ricota o requesón.

Las carnes que no sean magras o que contengan una composición elevada de grasa. Los embutidos y carnes curadas también es recomendable evitarlas.

Bebidas y zumos

El café es un enemigo natural del paciente de gastritis porque su acidez lo hace imposible e tomar. Los tés fuertes como el verde o el negro, así como las gaseosas y los jugos de frutas con altos porcentajes de azúcar.

Otros alimentos que será importante que evites junto a los mencionados hasta ahora son los picantes frescos así como en salsas, los dulces y panes azucarados, así como los platos fritos.

Aunque en definitiva, romper la dieta de vez en vez no implica mayor problema, siempre y cuando se consuman estos alimentos prohibidos si sufrimos gastritis de una forma moderada y en cantidades muy pequeñas, nunca de una forma diaria.