Pero primeramente tomemos en cuenta que el bronceado se debe a la acción de la melanina presente en la piel, misma que se activa cuando tomamos sol ya que es una forma en la que la pie se protege de los rayos solares. Después de haber estado expuesta al sol la piel necesita de cuidados para evitar quemaduras y para un bronceado que presente una mejor estética.

Recuerda siempre tomar precauciones a la hora de tomar el sol, evitando largas exposiciones, así como utilizar protector solar para evitar daños graves sobre la piel. Al margen de un buen bronceado siempre debemos priorizar nuestra salud.

Así que si buscas un excelente bronceado, estos son los mejores alimentos que puedes consumir, perfectos para darle un color más oscuro y atractivo a tu piel:

  • Líquidos: Hidratarse cuando se toma el sol y después de haberse bronceado es importante pero prefiere jugos, licuados y líquidos que contengan betacaroteno ya que estimulan la producción de melanina en la piel. Puedes usar, entre los diferentes zumos o jugos, el de zanahoria, tomate, espinacas o cualquier fruta o verdura de color naranja será lo más adecuado pues contiene un alto contenido de betacaroteno.
  • Betacaroteno: De hecho, los betacarotenos no deben faltar en tu dieta porque además de broncearte de una mejor manera hacen que este perdure por más tiempo. Prefiere las frutas y verduras de coloración amarilla y naranja como es el caso del melón, la zanahoria, la papaya y el limón, así como tomates, espinacas y brócoli que si bien es cierto no son naranjas o amarillos, sí tienen una cantidad de betacaroteno elevados.

Además de todo esto, el beta-caroteno es un nutriente que ayuda al cuidado general de la piel, estimula el sistema inmunológico para mantener las defensas contra las enfermedades bien activas, ayuda a prevenir el envejecimiento que se puede dar por efecto del sol, y previene de desarrollar algún tipo de cáncer en la piel.

Después del bronceado

Es necesario contemplar que el bronceado se trata de una abrasión leve a la piel de forma natural por medio del sol, misma que como es evidente, se debe generar poco a poco, pues aunque luzca hermosa una piel bien bronceada y luminosa requiere de ciertos cuidados. Las vitaminas del grupo A tienen una especial capacidad de regenerar las células de la piel y las mantienen bien hidratadas así mismo, procuremos vitaminas del grupo E y C para la dieta pues nos aseguran un bronceado que dudará más y que no afectará la piel.