En esta oportunidad, comenzaremos revisando algunos consejos que toda persona que busque recuperar su energía perdida debe seguir, para continuar enumerando algunos de los alimentos y productos que no pueden faltar en una dieta energizante.

Consejos para recuperar la energía

Antes de revisar aquellos alimentos específicos que pueden ayudarnos a recuperar la vitalidad y superar la fatiga diaria, es fundamental que recordemos algunos aspectos que nos servirán de ayuda a la hora de encarar este nuevo desafío alimentario:

  • Beber entre dos y dos litros y medio de agua.
  • Debemos realizar entre 4 y 6 comidas al día para mantener el metabolismo activo y la energía en su nivel correcto.
  • El desayuno, la comida más importante del día, tendrá que contener los nutrientes necesarios para darnos todo lo que necesitamos para arrancar y ser fresco y variado.
  • Es muy importante evitar consumir cenas demasiado pesadas, por la noche se debe comer ligero y evitar ciertos alimentos difíciles de digerir.
  • No debemos saltearnos la merienda, un tentempié por la tarde que consista en frutas y tostadas puede ser una buena opción para quienes buscan combatir el cansancio eficientemente.

El desayuno debe ser de las comidas más importantes, además consumir ingredientes ideales para el cansancio

Alimentos que combaten la fatiga

Además de cambiar de hábitos y comenzar a incorporar ejercicios físicos en nuestra vida diaria, la alimentación también es una pata fundamental para combatir el cansancio que el estrés o distintos factores pueden llegar a generarnos. Veamos cuáles son los alimentos energizantes que debemos incorporar a nuestra dieta si buscamos evitar la fatiga:

  • Verduras de hojas verdes. Gracias a que contienen muy pocas calorías y su nivel de vitaminas es verdaderamente alto, estos vegetales se transforman en uno de los energizantes más potentes y naturales por lo que no deben faltar en nuestra dieta diaria. Contienen vitaminas B, A, C, E y K, además de otros nutrientes fundamentales como el magnesio, calcio, calcio entre otros.
  • Carnes magras. Además de aportar proteínas, también contienen tirosina que es el nutriente fundamental para aumentar la concentración y que todas las funciones relacionadas al sistema nervioso vayan viento en popa.
  • Frutos secos. Como sabrán, estos alimentos son ricos en hidratos de carbono saludables, que además se dice que son la fuente de energía más inagotable dentro de los alimentos. Sin duda, no deben faltar en tu dieta diaria.