Si te estás preguntando de dónde sacan los veganos todos aquellos nutrientes que se pierden al dejar de comer carnes y derivados animales, no te preocupes: a continuación vamos a revisar detalladamente cómo es una dieta vegana y qué tipo de alimentos se consumen en ella. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo es una dieta vegana regular?

Uno de los principales cuestionamientos que surgen cuando hablamos de dietas veganas tiene que ver con la supuesta pérdida de ciertos nutrientes esenciales que los alimentos de origen animal nos brindan: el hierro y las proteínas, principalmente. Sin embargo, los veganos se las han apañado para conseguir estos nutrientes tan importantes en otro tipo de productos naturales. De este modo buscan priorizar alimentos que proporcionan las proteínas y hierro que la mayoría de las dietas obtienen con la carne.

Si quieres saber cuáles son los alimentos básicos de toda dieta vegana, te los contamos a continuación, estos son los alimentos que no deben faltar en las dietas que se basan únicamente en alimentos de origen vegetal:

  • Lentejas. Para quienes no lo sabían, las legumbres en general y las lentejas en particular son alimentos muy ricos en proteínas y fibras solubles, por lo que se han transformado en unas verdaderas aliadas de todo vegano. Además, contiene enormes cantidades de hierro, vitamina B y ácido fólico, por lo que además de ser bueno para reemplazar las propiedades de la carne es ideal para mujeres embarazadas.
  • Tofu. Este es el sustituto vegano por definición, y cuenta con grandes niveles de zinc, hierro, proteínas y ácidos grasos de los buenos. Si bien muchos dicen que no tiene gusto a nada, puede condimentarse bien y combinarse con otros productos para sacar un platillo rico y natural.
  • Frutas secas. Nueces, almendras, cacahuetes son alimentos que no nos pueden faltar en una dieta vegana y forman parte del grupo primario en este tipo de regímenes. Son una fuente rápida de proteínas y tienen además un sabor muy agradable. Además son ricos en ácidos grasos, zinc y vitamina E.
  • Cereales integrales. Además de otorgarnos una gran cantidad de hierro al consumirlos, los cereales integrales son fuentes principales de calcio y vitamina B12, entre tantos otros nutrientes. Además es de cultura general que este tipo de cereales son ricos en fibra soluble, por lo que son fundamentales para una buena salud intestinal.