• Agua. Cualquier ser vivo, sea humano o animal, puede estar más tiempo sin comer que sin estar hidratado. Tanto los zumos, refrescos o lácteos nos ayudan a estar hidratados pero ninguna bebida lo consigue de forma tan eficaz como el agua. Por lo tanto, el agua es lo básico que necesita un cerebro para funcionar correctamente, ya que precisamente el 90% de este órgano está compuesto de agua. Además, éste se pierde a lo largo del día a través de nuestro cuerpo mediante la piel, la orina o los excrementos, por lo que debemos ‘nutrirnos’ con agua de forma abundante y diaria.
  • Té verde. Ayuda a incrementar los niveles de dopamina y esto a su vez es beneficioso para mejorar nuestra concentración y memoria. Pero además, es muy recomendado para evitar el cáncer de pulmón o de esófago ya que dificulta la formación de tumores en estos dos órganos de nuestro cuerpo.
  • Tomates. Uno de los nutrientes que aporta el tomate en nuestro sistema es el licopeno, que ayuda a nuestro cerebro gracias a sus propiedades antioxidantes. Especialmente el ‘tomate de árbol’ es uno de los más recomendados para prevenir el cáncer, fortalecer el sistema inmunológico y aportarnos nutrientes como fósforo, hierro o calcio.
  • Aguacate. Otro alimento que es muy recomendado para nuestra concentración y para el desarrollo de nuestro cerebro es el aguacate. Además de ser una fruta deliciosa, la grasa que contiene es beneficiosa para nuestro sistema.
  • Arándanos. Junto con el tomate, los arándanos nos aportan antioxidantes a nuestro cuerpo y es especialmente recomendable si queremos retrasar o prevenir enfermedades degenerativas relacionadas con el cerebro.
  • Plátano. Para completar nuestro listado de frutas saludables para el cerebro, junto con el aguacate y los arándonos, también debemos consumir plátanos. Contiene ácido fólico, glucosa, vitamina B, calcio, potasio, magnesio; en definitiva, los nutrientes que aporta a nuestro sistema son de lo más variados y beneficiosos. Además, es una fruta asequible a todo tipo de bolsillos y disponible durante todo el año en fruterías y supermercados.
  • Cacao. Sin duda, uno de los alimentos con el que más disfrutan consumiéndolo la mayoría de personas que quieren ‘cuidar’ su cerebro, es el cacao. No sólo es un producto que nos activa, sino que sus antioxidantes hacen que las células de nuestro organismo tarden más tiempo en envejecer.
  • Salmón. Si lo que quieres es mejorar la memoria, uno de los alimentos más recomendados es el salmón. Además de aportarnos Omega-3, es muy beneficioso tanto para nuestro cerebro como para nuestro corazón.
  • Nueces. También muy ricas en Omega-3 son las nueces, uno de los frutos secos más consumidos y considerado un verdadero ‘medicamento natural’ con el que ayudar a mejorar la salud de nuestro corazón y cerebro. Contienen fibra, vitaminas B y E, ayudan a combatir el colesterol y los triglicéridos y aportar calcio a nuestro sistema. Sin embargo, hay que tomarlos con moderación ya que contienen muchas calorías y por lo tanto nos pueden hacer engordar si las consumimos de forma descontrolada.
  • Brócoli. Aunque no es uno de los alimentos más ‘queridos’, especialmente entre los más pequeños de la casa, el brócoli es uno de los mejores productos para mejorar nuestra memoria. Preferiblemente, es recomendable consumir este tipo de verdura en ensalada o al vapor para que no pierda la vitamina C y antioxidantes que nos aporta.
  • Pimiento. Y un alimento tan consumido como es el pimiento también es uno de los mejores aliados para mejorar la salud de nuestro cerebro. De hecho, las últimas investigaciones han demostrado que su consumo ayudan a frenar el deterioro del cerebro en las personas con Alzheimer o de edad muy avanzada.