Qué productos comer para la depresión

  • Frutas y frutos secos. Aquellas frutas más beneficiosas, asociadas como antidepresivos son generalmente el kiwi y cítricos, especialmente las naranjas, limones y pomelos. Estos últimos tienen vitamina C, para evitar el cansancio o tristeza, por lo que también otras frutas ricas en vitamina C son las fresas, papayas o piña. Con respecto a los frutos secos destacan las nueces, los cacahuetes, las almendras e higos secos; éstos aportan magnesio a nuestro sistema, un nutriente esencial para combatir la depresión. El resto de frutos secos aportan el aminoácido triptófano, considerando un nutriente que sirve como relajante natural y aporta buen humor y bienestar a nuestra salud mental.
  • Cilantro. El cilantro aporta a nuestro sistema un sinfín de propiedades; es antibacteriano, antiinflamatorio, previene la oxidación y reduce el exceso de azúcar en nuestro sistema. Se parece al perejil físicamente aunque de él se utilizan tanto las semillas como las hojas; por ejemplo, el curry que es una de las especias más comunes que llevan este componente.

El cilantro o el perejil son ideales para casos de depresión

  • Pescado. Estimulan la actividad física y también psicológica, por ejemplo el calamar o la sepia. Se recomienda especialmente los que son ricos en Omega3 ya que no sólo son antidepresivos sino que ayudan a tener nuestro cerebro ‘en forma’ mejorando nuestra memoria, tolerando mejor el dolor y controlando nuestro nivel de estrés.
  • Chocolate. ¿Cuántas veces hemos oído eso de que el chocolate sirve para ‘levantar el ánimo’? No es una leyenda, sino que realmente sirve como antidepresivo, pero no por ello debemos abusar de él sin control. De hecho, es recomendable que se tome una pequeña cantidad diaria y preferiblemente que ésta sea de chocolate ‘puro’ o ‘amargo’; ya que el azúcar que aporta una ‘barrita’ de chocolate tradicional no es específico para la depresión.

Chocolate, ideal para la depresión

  • Verduras. Aportan hierro y clorofila y ofrecen la energía necesaria para superar un estado anímico bajo o el cansancio extremo; además, es importante que sean frescas en la medida de lo posible. Ayudan a que nuestro hígado quede ‘desintoxicado’ y apaciguan a nuestro sistema nervioso; otro tipo de verduras como las zanahorias, apio o pimiento equilibran el nivel de estrés. Otras verduras que también son importantes para la depresión son las que contienen niveles de litio ya que éste ayuda a tratar enfermedades psicóticas o depresivas. Entre este tipo de verduras destacan la remolacha, los champiñones, la col y los tomates.
  • Cereales. También contiene magnesio muchos cereales como la avena o el germen de trigo, activan nuestro organismo y nos hacen estar de mejor humor. En concreto, la avena también nos sirve para calmar la ansiedad en los momentos de ‘picar entre horas’, ya que produce sensación de vientre hinchado y por lo tanto hace que el hambre no se manifieste.

Qué evitar para la depresión

Aunque a veces el alcohol se asocia a un estado de euforia, éste pasa rápidamente y realmente nos afecta negativamente a nuestro estado de ánimo provocando depresión en nuestras neuronas. A pesar de que hemos comentado que pequeñas porciones de chocolate son buenas para combatir la depresión, no es bueno los derivados del azúcar blanco así como tomar éste directamente. Este tipo de alimento nos irrita, altera nuestro sistema nervioso y fomenta la depresión.