El Chocolate

El chocolate, según varios estudios, causa en nuestro organismo la misma reacción de placer y deseo que causan en el cuerpo ciertas drogas, al probarlas por primera vez. Para nadie es un secreto que el chocolate es uno de los dulces más consumidos a nivel mundial, y es que es realmente exquisito.

Aunque puede ser adictivo, también puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo, y proporcionarnos una sensación de bienestar al consumirlo. Una barra de chocolate puede contener entre unos 15 gramos de grasa,  y por lo menos unas 250 calorías.

La Pizza

Lo que nos sorprende es que haya alguien a quien no le pueda gustar este delicioso plato. La pizza es una de las comidas más consumidas y populares a nivel mundial, y viene con diferentes ingredientes que puedes mezclar a tu gusto. Según el estudio hecho por la Universidad de Michigan la pizza con mozzarella es en realidad la comida más adictiva que existe, y no es necesario decir por qué.

Una rebanada de pizza contiene por alrededor de 15 gramos de grasa y unas 250 calorías, aunque si se combina con salchicha u otros embutidos, estas pueden elevar entre 300 a 350 calorías, por rebanada.

El Helado

Otro de los postres más exquisitos que hay en el mundo, sin mencionar que viene en diferentes sabores, hasta algunos que nunca imaginarias. La suave cremosidad del helado es lo que lo convierte en una adicción para muchas personas. El helado posee una gran cantidad de grasas saturadas, así que por lo tanto una paleta de helado de mantecado puede contener unos 15 gramos de grasa, y entre unas 200 calorías.

Las galletas

Las galletas que preparas en casa no suelen ser adictivas. En realidad el estudio se basó en la popular marca de galletas oreo, y se demostró que pueden llegar a tener el mismo efecto de adicción que posee la cocaína, según un estudio hecho con ratas. Un sobre de galletas de 4 porciones puede contener entre 8 gramos de grasa y 185 calorías.

 

Las patatas fritas

Las populares patatas fritas de conocidas cadenas de comida rápida como MacDonalds suelen ser extremadamente adictivas, además de algunas patatas fritas de marcas de snacks, llegan a crear adicción en muy poco tiempo. Una porción de patatas fritas de tamaño grande en alguna franquicia de comida rápida contiene al menos unos 30 gramos de grasa, y entre 450 a 520 calorías.