Y como siempre es saludable ver lo positivo, esa necesidad de ser creativo nos lleva a estar atentos y a exprimir al máximo nuestro ingenio.

Os dejamos algunas ideas que pueden ser puestas en práctica:

  • En el supermercado, se puede recurrir a los precios más económicos, a las ofertas, a los cupones de descuento. Optar porlas marcas propias del comercio.
  • Para salidas nocturnas en internet suelen encontrarse páginas que ofrecen descuentos para cena para dos personas, se compra el cupón y hay hasta 6 meses para canjearlo. El mismo sistema existe para otros artículos que también se necesitan.
  • Pagar en efectivo, dicen los que saben que es más fácil sacar la tarjeta y pagar que sacar los billetes de la billetera para pagar, se compra menos cuando se paga en efectivo.
  • El transporte es otro tema importante en cuanto a gasto sobre todo si hay más de un auto en la familia. El transporte público es una opción más económica. Si no hay posibilidad de usarlo, trate de compartir el vehículo con otros compañeros de trabajo, organícense para hacer turnos y llevarse mutuamente. Revise los expendios de combustibles para ver los precios, algunos lugares son más económicos que otros. En cuanto al ahorro del combustible, cuanto más pareja sea la marcha, cuantas menos aceleraciones y frenadas realice, menos combustible gastará, al acercarse a un semáforo quitar el cambio y seguir en punto muerto, en cuesta abajo lo mismo (esto último con reservas porque a veces se puede ver afectado e sistema de frenos).
  • Ahorrar en ropa y calzado, hay personas que no pueden estar sin comprar ropa ni calzado, en tiempos de crisis esto hay que erradicarlo en la medida de lo posible. Conviene utilizar la ropa y el calzado lo más posible, hacer intercambio con amigas y también se puede encontrar ofertas en internet o en algunas tiendas pequeñas. Aprovechar las ofertas de fin de temporada, ofertas y descuentos con tarjetas.
  • Renegociar la hipoteca, en caso de tenerla  es muy probable que tenga una cláusula de suelo, que consiste en que el interés que le cobrará el banco no bajará de un porcentaje determinado, aunque baje el índice de referencia que utilice su hipoteca. Renegociar la hipoteca cuesta dinero, pero haga números. En una hipoteca de 1000 euros mensuales eliminar la cláusula de suelo puede suponer hasta 200 euros al mes según los casos. Teniendo en cuenta que una renovación puede costarle cerca de 2000 euros en costes, en diez meses habrá amortizado el cambio y se ahorrará un buen dinero durante los años que aún le queden de pagar hipoteca.
  • Alquilar una habitación, cuando la casa lo permite se puede dar en alquiler un espacio para un estudiante por ejemplo y eso será un ingreso extra para la familia.
  • Reducir gastos en tarifas de luz, teléfono hay planes que se pueden ajustar al bolsillo de cada uno, infórmese al respecto para saber cuál es el que más le conviene.
  • Dejar de fumar, para aquellos que todavía no lo han hecho, no solamente es un beneficio para el bolsillo sino para la salud.

Suele ser difícil cambiar hábitos pero no imposible, es cuestión de proponérselo y día a día ir intentando los cambios, quien sabe, tal vez le guste esta nueva forma de vida.