• Establece un presupuesto: Si deseas administrar de manera efectiva tus finanzas debes saber muy bien cuáles serán tus gastos, haz una lista de gastos primarios y gastos innecesarios. Establece cuanto gastarás en transporte, alimentación,  y pago de cuotas universitarias, esto en caso de que estés pagando por tu educación, ya que existen diferentes lugares del mundo donde la educación es gratuita o algunos estudiantes son becados. De esta forma conocerás  con cuánto cuentas y podrás comenzar a economizar.
  • Consigue un empleo: Si bien muchos universitarios estudian a tiempo completo y dependen de la ayuda de sus padres, otros por su parte no tienen este beneficio. Si estudias a medio tiempo o te quedan unas horas libres luego de la universidad, y por supuesto luego de cumplir con tus obligaciones, es bueno que consigas un trabajo a medio tiempo o por horas, donde puedas ganar algo de dinero para cubrir muchos de tus gastos en la universidad.
  • La ayuda financiera de tus padres mientras estés estudiando puede ser muy beneficiosa, pero no dependerás todo el tiempo de ellos, así que emplearte durante este tiempo es un gran paso que darás para conseguir tu independización económica.
  • Guarda guías o textos y véndelos: Con el paso del tiempo en la universidad irás avanzando de curso o de año, así que dejarás atrás muchos textos o guías que es posible que ya no vuelvas a utilizar, guárdalas. Con la llegada de nuevos estudiantes a la universidad podrás venderlos a quienes los necesiten y además estarás haciendo algo de dinero extra, para adquirir nuevos textos que necesitarás durante lo que te reste de tiempo en tu formación universitaria.
  • Imparte clases o tutorías: Es probable que te conviertas en un estudiante destacado, si tienes disciplina, por lo tanto quizás  tengas ciertas habilidades en alguna o algunas materias en particular, esto puede ser una buena alternativa para ayudar a otros con sus dificultades en aprender alguna materia o algún tema en específico.

Sácale provecho al conocimiento que obtengas y ayuda a otros, además podrás ganar dinero extra por esto. Organiza un horario y una cantidad límite de estudiantes a los que podrás enseñarles, que no coincida con tu horario en la universidad.

Algunas universidades ofrecen una especie de concurso para alumnos destacados, donde podrás tomar algunas pruebas y de esta forma saber si estas calificado para dictar tutorías a aquellos estudiantes que las necesiten. Si quedas seleccionado y apruebas todas las pruebas puedes dar tutorías y además recibir una beca o sueldo por parte de la universidad, a cambio de ello.