Ropa

La ropa es de las cosas más esenciales. Para poder ahorrar existen diferentes opciones. Por ejemplo, puedes organizar un baby shower, ya que la gente suele regalar un montón de ropa nueva para los bebés, así que estarías ahorrando en compras de ropa que tu bebé utilizará los primeros meses. Una vez que vaya creciendo tienes la opción de comprar ropa de segunda mano por Internet, que es mucho más económica. Si tienes familiares con bebés de edades similares, pueden compartir prendas entre sí.

Por otro lado, es probable que dejen de utilizarla rápidamente, ya que los bebés crecen rápido y comienzan a usar ropa de otra talla. Los cambios de estación hacen que no puedan usar alguna ropa, ya que con el tiempo les quedará pequeña. Igualmente, las madres tienden a hacer gastos excesivos cuando de ropa de bebé se trata, de modo que debes ser priorizar las prendas que tu bebé necesita, respecto a las que tu solo deseas que luzca porque están de moda.

Comida

Aunque es un gasto mucho más prolongado, los bebés en sus primeros años de vida no requieren de una cantidad exagerada de comida, porque su ración generalmente es muy pequeña. Los alimentos que necesitan cuando están recién nacidos no son muchos, así que por allí ya tienes una ventaja.

Para ahorrar en comida evita comprar alimentos procesados, como los preparados de frutas con los que se alimentan a los bebés. En su lugar, existen recetas caseras que puedes hacer en casa tú mismo. Invierte un dinero en una licuadora para preparar sopas y jugos, es una buena opción a la hora de ahorrar.

Cuidados

Siempre existen contratiempos si se tiene un bebé, es posible que se enferme y necesites llevarlo al pediatra, esto es un gasto más. Si necesitas hacer tiempo para una reunión de trabajo o sacar algo de tiempo para una actividad extra, una niñera puede ser la solución, y esto puede resumirse en más gastos.

Si tienes un horario difícil en tu trabajo y necesitas algo de ayuda con tu bebé, píde ayuda a tus familiares y amigos para que lo cuiden mientras no estás, pero recuerda dejar a tu bebé en manos de alguien de tu entera confianza, si no quieres pasar ratos desagradables.

Pañales

Es uno de los gastos más grandes cuando se tiene un bebé, debido a que suelen usarlos hasta que aprenden a hacer sus necesidades por sí solos, y se estima que esto puede durar como hasta  los dos años de edad. Para evitar gastar mucho dinero en pañales, cómpralos al mayor, ya que el precio siempre aumenta con el tiempo, y además te permite tener una reserva. Los pañales de tela son otra opción, además de que puedes lavarlos tú mismo.