Así que la pregunta es: ¿Cómo podemos tomar más agua? Para aumentar nuestra ingesta de agua y alcanzar la cantidad recomendada, lo ideal es quitarle ese gusto insípido que algunos pueden encontrarle por medio de estos consejos que te ofrecemos a continuación. Son métodos de darle un mejor sabor al agua de modo que la conviertan en una bebida menos aburrida, llegando a convertirse en nuestro refresco más natural.

  • Bolsitas de té: El té no solamente se puede tomar caliente o frío tipo ice tea, sino que también lo podemos utilizar como una manera de darle un gusto y olor ligero al agua. Toma una bolsa de buen té y úsala en una botella de litro de agua fría, de esta manera el té no suelta todo su sabor sino apenas libera un gusto ligero. Puedes utilizar varias veces la bolsa durante el día rellenando la botella. Te recomendamos usar tés aromáticos como los de frutos secos.
  • Frutas congeladas: El agua helada es rica para saciar la sed, pero si en lugar de agregar cubos de hielo añadiremos frutas congeladas, de este modo prepararemos cubos de frutas y estaremos aportando aromas sutiles que nos hará más atractivo tomar más agua. Ten siempre a la mano frutas congeladas como el melón, los frutos rojos, sandía o mango ya que se trata de frutas aromáticas que aporten un sabor importante al agua. Por supuesto, al final puedes comer la fruta y secar tanto la sed como el hambre de una forma natural.
  • Rodajas de cítricos: Otra manera de aromatizar el agua y además darle un gustito ácido muy rico es adicionando a una jarra de agua cítricos en rodajas como naranjas, mandarinas, limones y limas. A diario puedes hacer esto y tener agua fresca para disfrutar. Agregar además rodajas de pepino y menta es delicioso.
  • Especias aromáticas: Quebrar en el agua especias como canela en raja, clavos de olor y cardamomo es delicioso pero aporta un gusto más fuerte. Si en definitiva las opciones anteriores te siguen resultando sin sabor porque son más aromáticas, quizá para ti esta sea la mejor opción.
  • Hierbas congeladas en los cubitos : Toma una charola para hielos y llénala hasta la mitad de agua, rellena el resto de los hielos con hojas de menta, hierbabuena, albahaca, romero, o limón

Esperamos estos consejos te sean de ayuda y con ellos puedas hacer del agua algo menos aburrido y más de tu agrado a fin de disfrutar de los beneficios que tiene para ti. Recuerda que todas estas soluciones serán compatibles con cualquier dieta equilibrada y no aporta azúcares o calorías extra a nuestro cuerpo.