El agua no solamente está presente en la tierra sino en todo universo ya que los componentes básicos (hidrógeno y oxígeno) es abundante en toda la galaxia. Se ha detectado agua en Mercurio, un 3,4%, Venus, un 0,002%, en Marte un 0,03% y en Júpiter un 0,0004%. La distancia que tiene la tierra del sol permite que en ella exista el agua en sus tres estados, si la tierra estuviese un poco más cerca del sol sería imposible que existiera el hielo.

El agua en nuestro planeta

El agua existe desde los primeros tiempos de la vida en la tierra y es un recurso limitado que en algún momento llegará a su fin. En este momento se estima que la cantidad de agua que hay disponible es de 1400 millones de km3 pero en un 97% es salada y todavía no se ha podido dilucidar como utilizarla para el consumo humano, tal vez en un futuro cuando el agua utilizable se reduzca mucho más se encuentre la manera de hacer potable el agua salada. Del 3% restante aproximadamente un 2,15% se encuentra como hielo en los glaciares y casquetes polares. Lo que resta es agua utilizable en todas sus formas: ríos, lagos, pantanos, etc. Este es otro motivo más para no contaminar las fuentes de agua.

Debemos cuidar el agua para no agotar este recurso tan preciado

Importancia del ciclo del agua

El agua del mar se evapora, forma las nubes y luego se precipitan en la tierra en forma de lluvia. Se calcula que por año se mueven unos 500000 km3 de agua en este ciclo.

Cuando cae en tierra el agua permanece en el lugar o se escurre hacia cursos de agua o bien penetra y nutre las napas que ven así incrementado su volumen. El agua que queda en el sitio donde cayó se va a evaporar en procesos posteriores.

El agua es irremplazable en los procesos biológicos conocidos por tanto es indispensable su cuidado y su utilización responsable.