¿Qué ventajas me ofrece el sindicato?

Estar afiliado a un sindicato ofrece una serie de ventajas a un trabajador. A continuación te mostramos los aspectos más positivos que te aporta pertenecer a un sindicato dentro del ámbito laboral:

  • Consultoría. En el sindicato puedes asesorarte sobre tus derechos y deberes, conocer si tu contrato es legal y está bien redactado, informarte sobre si un hecho que está sucediendo en tu trabajo es legal, si puedes oponerte a una orden que se te ha dado etc. En definitiva, puedes realizar cualquier consulta referente a tu trabajo y a todo lo que se refiere  a los derechos y deberes de los trabajadores en general. Si es necesario, el sindicato puede representarte en tu trabajo para exigir algún derecho o garantía. Esto será más efectivo si sois varios los que estáis afiliados en una misma empresa y de este modo se hace más fuerza.
  • Servicio legal. En algunos casos se puede llegar a necesitar de los servicios de un abogado experto en temas laborales. Es el caso de un despido ilegal, de tener que realizar una reclamación de tus derechos a la empresa etc. Los abogados de los sindicatos son gratuitos para los afiliados o están subvencionados en gran parte. Estos abogados pueden representarte en juicios contra la empresa o incluso en algunos casos contra la Seguridad Social si te ha perjudicado en tus derechos.
  • Formación. Los sindicatos son los encargados de realizar muchos cursos de formación. Algunos son para todo el mundo, pero otros son propios y exclusivos para los afiliados. Estos cursos son totalmente legales y el certificado es aceptado por todas las empresas públicas y muchas empresas privadas.
  • Ventajas de ocio. En muchos casos los sindicatos gestionan residencias de verano que ofrecen a sus empleados, viajes a precios más baratos para afiliados y otras actividades de ocio. También pueden acordar con algunos negocios descuentos en sus servicios, como en clínicas dentales o en compañías de seguros de todo tipo.

¿Y si se entera mi jefe?

Tu jefe no tiene por qué saber que estás afiliado a un sindicato. No tienes obligación de decírselo y no puede prohibir a sus trabajadores estar afiliados. Si se despide a alguien por este motivo sería un despido improcedente.

En cualquier caso, puedes advertir en tu sindicato de que no quieres que en tu empresa conozcan la afiliación y que por ese motivo no se te mande ningún papel allí ni se te identifique jamás como afiliado.

¿Me obliga a algo estar afiliado?

Estar afiliado a un sindicato te obliga al pago de la correspondiente cuota. Pero en ningún caso te obliga a implicarte en otras actuaciones como ser delegado de tu centro etc.  La cuota que pagas puedes descontarla en tu declaración de la renta.