Si tenemos mascotas exóticas, como serpientes, debemos de saber qué hacer exactamente en caso de que puedan causarnos mordeduras en las que nos transmitan algún tipo de veneno. Se trata de casos muy particulares y es de suponer que quien tiene animales con esas características sabe los riesgos que corre y los pasos a seguir cuándo se produce un accidente.

Es importante que los animales con los que convivimos estén perfectamente vacunados según los calendarios obligatorios que rijan en nuestra zona de residencia. Solo de este modo podremos estar seguros de que no hemos contraído enfermedades tan peligrosas como puede ser la rabia, que podría incluso acabar con la vida de quién se contagia si no se trata inmediatamente.

¿Qué pasos seguir si nuestra mascota nos muerde o araña a nosotros?

Lo primero que debemos de hacer es lavar la herida con agua y con jabón. No importa el tipo de jabón que utilicemos, pero este es preferible al alcohol, ya que mientras que el alcohol se evapora, el jabón actúa durante más tiempo y puede eliminar a muchos de los virus que pueden habitar en la saliva del animal.

A continuación podemos aplicar un desinfectante tipo povidona yodada (la marca Betadine es una de estas presentaciones). Si no tenemos puesta la vacuna antitetánica es conveniente ir al medico y solicitarla.

Ejemplo de herida por mordedura de un perro

La mayoría de las mordeduras y arañazos superficiales no necesitan de más cuidados, aunque si vemos que el animal presenta síntomas de enfermedad durante los quince días siguientes, entonces debemos de acudir al veterinario y al médico.

Si notamos que la zona dónde hemos sido heridos se inflama, se enrojece y palpita, eso quiere decir que hay infección y debemos de acudir al centro médico para que nos receten antibióticos.

¿Qué hacer si nuestra mascota muerde o araña a otra persona?

Si se trata de una persona conocida se pueden seguir los mismos pasos que hemos dado con nosotros mismos, pero si nuestro perro o gato daña a un desconocido somos responsables de lo que nuestra mascota ha hecho aunque, como es el caso que estamos tratando, no haya habido una agresión y se trate de un mero accidente.

Debemos de proporcionar todos nuestros datos y los del animal a la persona dañada y los gastos de su atención médica recaerán sobre nosotros. Si tenemos un seguro de responsabilidad civil y el animal está correctamente vacunado, este se hará cargo de los pagos.

Si nuestro perro ataca a alguien debemos responsabilizarnos

Según la importancia del caso y las leyes de nuestra zona de residencia, pueden pedirnos que tengamos al animal bajo vigilancia en casa o pueden obligarnos a que lo tengamos bajo control veterinario. En este segundo caso la mejor opción es una clínica privada, ya que aunque son más caras, son más seguras para nuestra mascota que los centros antirrábicos que hay en algunas ciudades. Si pasados diez días nuestro animal no presenta síntomas de enfermedad y siempre y cuándo no haya otras complicaciones (haber dejado a un perro potencialmente peligroso suelto y sin bozal, por ejemplo), nos lo devolverán sin problemas y podremos llevarlo de vuelta a casa.