Y la Coca-Cola o Pepsi en sí no son el enemigo, sino lo que realmente hace daño y eleva las posibilidades de padecer diabetes o generar obesidad, son las altas cantidades de azúcar que este tipo de bebidas contienen, misma que generan ese sabor dulce y adictivo que tanto nos gusta.

El té como medida que sustituye a gaseosas y sodas de cola se ha vuelto popular en los últimos años. El té verde en especial, o los tés de jazmín y el té negro; esto es bueno porque el té verde y el té negro como bien sabemos son antioxidantes naturales que nos garantizan un una vida más saludable y longeva y el té de jazmín nos tranquiliza y ayuda a la digestión. Pero el problema sigue surgiendo ya que este tipo de tés preparados y comercializados contienen mucha azúcar o en su defecto edulcorantes. Esto hace que recurrir a estas bebidas comerciales para acompañar nuestra comida no siempre puede ser saludable, es importante saber a qué tipo de té recurrir para que unos alimentos saludables no se vean desaprovechados por una mala elección en la bebida refrescante.

El desayuno es un buen momento para disfrutar del té

Qué tipo de té tomar con la comida y cuándo es el mejor momento

El té es perfecto para tomarlo a la hora de la comida o la cena, o para acompañar el desayuno, porque esa costumbre de acompañar el desayuno o almuerzo con un refresco Coca-Cola, algo malísimo para la salud, pese a que el paladar nos diga otra cosa. Veamos qué tipos de té podemos elegir en cada momento y cuándo es el momento ideal para ingerir cada uno de ellos.

Para un desayuno lleno de vida y de un efecto que nos despertará, tomar té verde, blanco o negro, es lo indicado, porque estos tés contienen la cafeína necesaria para iniciar el día sin la acides que el café puede generar.

A la hora de la comida necesitaremos de tés que nos ayuden con la digestión,para eso podemos acompañar los alimentos con un té de manzanilla, también de menta, o canelaque son ricos con sabor dulce. Para disminuir calorías y mantener un mejor peso, podemos utilizar Estevia o miel para endulzar los tés que prepararemos para la hora de la comida.

Ya la hora de la cena cuando precisamos un sueño reparador y tranquilizarnos para descansar de todo el estrés que podemos traer del trabajo y oficina, un té de lavanda, de tila, de manzanilla o cualquiera que sea calmante y relajante será lo mejor para acompañar la cena, ya que de este modo garantizaremos un sueño tranquilo y que realmente nos reparé las energías para la siguiente jornada.