Es un aceite denso con un hermoso color verde oscuro, no como el aceite de oliva sino más denso aún y mucho más oscuro, muy parecido a un vinagre balsámico pero con una consistencia evidentemente, aceitosa. Ya que podemos identificarlo en el mercado, veamos sus beneficios. Se trata de un ingrediente que ya de por sí es muy recomendable, pues ya estudiamos las propiedades de la calabaza, así que esta aplicación también estará a la altura y constituye un importante remedio natural para varias aplicaciones.

Sus aplicaciones y beneficios

Vamos a analizar las propiedades más beneficiosas que podemos encontrar para este extracto de semillas o pepitas de calabaza en forma de aceite, cómo podemos aplicarla en cada caso y la ayuda que nos puede reportar.

Para la salud del hombre

Entre los principales beneficios que tiene podemos nombrar que es bueno para el tratamiento de enfermedades diversas en la salud del hombre porque ayuda a:

  • Vejiga
  • Próstata

Por eso es común que se emplee en tratamientos para combatir los problemas de eyaculación precoz, infecciones urinarias, problemas de erección y para fortalecer el miembro sexual masculino para un mejor desempeño del varón. Así que chicos, a consumir aceite de semillas de calabaza; su pareja se los agradecerá.

Para la fuerza de uñas y cabello

La desmineralización del cuerpo tiene repercusiones sobre el cabello y las uñas que provocan fragilidad. Si has notado que últimamente tu cabello se ha tornado débil y tiende a quebrarse y caerse, o que las uñas se te han vuelto quebradizas, consume este aceite que contiene grasas saludables como el omega 3 y 9, los cuales le darán fuerza a uñas y cabello para mantenerse en perfecto estado y eso repercutirá en su belleza.

Para problemas intestinales

Es un diurético poco conocido, y por contener fibra zinc y potasio, también ayuda en la solución de problemas de riñón y para infecciones del tracto intestinal. Es una forma efectiva y sin efectos secundarios de mantener nuestro intestino en perfecto funcionamiento.

De hecho se recomienda en problemas intestinales tan desagradables como los de bacterias y parásitos, pues limpia el intestino de forma natural. Para ello es necesario tomarlo como tónico pero si el sabor no te agrada demasiado, puedes realizar aderezos y aliños para ensaladas y tornarlo más rico y apenas se sentirá que tomas una “medicina” natural.

Como puedes ver, son muchos los beneficios que lograrás encontrar en una semilla tan chica, que como suele pasar en la naturaleza, nos proporciona muchos valores a la salud. Añade el aceite de semillas de calabaza a tu mesa y empieza a disfrutar de los beneficios.